En 2020 Europa necesitará un millón de profesionales digitales. El mercado laboral global está cambiando y, en este contexto, el sector de las TIC ofrece altas tasas de empleabilidad y puestos de trabajo de calidad. ¿Cómo deben afrontar esta situación los profesionales del sector?

En todo el mundo la transformación digital de la economía está incrementando la demanda de profesionales del ámbito tecnológico. Cada vez más las empresas solicitan empleados con dominio de nuevas tecnologías, principalmente aquellas relacionadas con la Industria 4.0.

En Europa, la brecha entre oferta y demanda de talento digital crece año tras año. Son datos del estudio Digital Talent Overview 2019, que insiste en la falta de candidatos preparados para un sector exigente y en constante desarrollo.

demanda-talento-digital

¿Cómo revertir la brecha de talento digital?

En 2018 España se ha convertido en la tercera destinación más popular del ecosistema digital europeo, después de Reino Unido y Alemania. En este contexto, la ciudad de Barcelona destaca por su capacidad para atraer talento.

El informe destaca que la publicación de ofertas de trabajo digitales en Barcelona ha aumentado un 40% en relación con el mismo período del año anterior. Pero lejos del 40% de la demanda, el talento digital ha crecido menos del 8%. La oportunidad está en la oferta digital. El empleo del futuro se encuentra en el sector de las TIC y es importante focalizar todos nuestros esfuerzos en esta dirección. Pero ¿cómo podemos revertir la situación? 

Fomentar la formación del talento no digital. Realizar campañas que hagan hincapié en las oportunidades que ofrecen las habilidades digitales. Es importante que los trabajadores se den cuenta de la necesidad de adquirir conocimiento tecnológico para mejorar su futuro. Asimismo, las compañías deberán asumir el liderazgo en la creación de programas de formación para sus empleados.

Atraer talento internacional. Del mismo modo que sucede con la captación de inversión internacional, es de vital importancia promover actividades proactivas y adoptar nuevas medidas que faciliten la importación de talento extranjero. Algunos países ya han tomado cartas en el asunto con iniciativas tan efectivas como la Tech Visa.

Formación flexible acorde a los requerimientos del mercado. Adaptar la oferta educativa a las cambiantes necesidades del mercado. Fomentar la colaboración entre ambos actores es fundamental para conseguir nuevos profesionales altamente cualificados.

Promover el interés por la tecnología entre los más jóvenes con el propósito de aumentar el número de alumnos que optan por carreras del sector TIC. En especial promover la vocación entre las mujeres, ya que en Europa solo representan el 17% del sector TIC.

Uso de nuevas tecnologías. Las estrategias para dar impulso al talento digital deben estar respaldadas por tecnologías como el Big Data. Es importante aprovechar sus posibilidades, ya que permiten el análisis de mercado a tiempo real y pueden anticipar las tendencias del sector.

Las tecnologías más populares en 2022

Entre los datos más reveladores del informe, cabe destacar que el 65% de niños y niñas europeos tendrán trabajos que todavía no existen. En este sentido, los sectores que experimentarán un mayor crecimiento entre 2018 y 2022 serán aquellos que se vean directamente afectados por el progreso tecnológico y la automatización de procesos. Mientras tanto, algunos expertos señalan la Inteligencia Artificial como principal motor de la próxima revolución tecnológica.

Pronóstico de empresas que en 2022 habrá implementado nuevas tecnologías
tendencias-tecnologicasFuente: Digital Talent Overview 2019

Como consecuencia, el boom que protagonizaran las nuevas tecnologías incrementará exponencialmente la demanda de especialistas. Analistas de datos, ingenieros de Blockchain, desarrolladores de software o expertos en machine learning, AI, ciberseguridad y robótica, serán algunos de los perfiles más demandados. Asimismo, las compañías pedirán un número creciente de empleados con dominio de Agile y Scrum como métodos flexibles de desarrollo y gestión de proyectos digitales.

Además, el informe advierte que las nuevas tecnologías y la incorporación de máquinas en el entorno de trabajo cambiarán las habilidades más valoradas por los profesionales. Creatividad, pensamiento crítico, capacidad para la resolución de problemas e inteligencia emocional, serán algunas de las soft skills más cotizadas del futuro.