Blockchain es una tecnología que aporta un alto grado de confianza en la gestión de transacciones, entendido este concepto como una serie de procesos que utilizan y generan una serie de datos.

El enfoque de gestión al que da soporte esta tecnología se basa en garantizar que tanto los procesos como los datos sean gestionados exclusivamente por las entidades que usan esta tecnología.

A día de hoy, Blockchain es conocida por el gran público como la tecnología que da soporte a Bitcoin, siendo este el primer ejemplo real de gestión en base a esta tecnología. Pero las posibilidades de Blockchain apuntan más allá del sector financiero y se ubican, ya actualmente, dentro de un contexto global en el ámbito de todos los negocios y servicios.

Ello significará un cambio radical en la forma de operar de las entidades, tanto en sí mismas como entre ellas, así como en su relación con las personas, aportando una cadena de confianza integrada, auditada y distribuida entre todos los participantes de dicha cadena.

 

La importancia de la “red”

Como toda tecnología, BlockChain debe verse soportada sobre una arquitectura física o “red” que le de soporte y que sea gobernada en base a una serie de criterios. A día de hoy, Blockchain se soporta sobre varios tipos de redes, que se diferencian en dos grandes tipos: redes privadas y redes públicas. En un futuro nada lejano, estos dos grandes tipos darán cabida a un gran variedad de redes Blockchain y, en cada una de estas, van a implicarse una serie de participantes que van a dar soporte a dicha red y van a marcar la estrategia en su desarrollo y funcionalidades de gestión y actuación.

Las entidades del mercado en sus diferentes sectores, ya sean estos sector público o privado, están creando asociaciones que impulsen y gobiernen esta tecnología en su aportación y oferta al mercado, como por ejemplo el caso de ALASTRIA en el sector privado empresarial del mercado español, u otros líderes tecnológicos globales como el caso de IBM.

Llegados a este punto, vemos que un aspecto fundamental a tener en cuenta en la gestión de un negocio o servicio será la interconexión entre redes de diferentes tipos y con diferentes participantes. Por tanto, tanto el tipo de red como la red finalmente seleccionada, así como los participantes que le den soporte, son aspectos a considerar a la hora de definir una estrategia Blockchain e iniciar el camino en esta nueva tecnología “aterrizándola” en un mercado concreto.

En el mercado español, conocemos las experiencias de una gran corporación financiera como el BBVA, que ha expuesto su experiencia con Blockchain en el foro de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) celebrado recientemente en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP). Alicia Pertusa, responsable de estrategia BlockChain en BBVA, presentó dos casos reales en la gestión de líneas de crédito con clientes destacados de la entidad, como son INDRA y REPSOL.

La implicación de compañías del nivel de las citadas nos da una clara idea de la oportunidad de mercado que supone esta tecnología y de la clara apuesta que el mercado está desarrollando en su desarrollo y gestión, lo cual explica que todas las grandes entidades estén definiendo ya su posicionamiento al respecto.

 

Facility Management (FM) en Blockchain, el reto de la integración

Un reto que la disciplina del FM desea atender, como eje vertebral de su gestión, es la disponibilidad e integración de toda la información de una infraestructura a lo largo de toda su vida, así como su accesibilidad para los diferentes actores que pueden relacionarse con dichas infraestructuras: arquitecturas, constructoras, promotoras, gestoras, empresas de mantenimiento y un largo etcétera de participantes.

Dado que atiende justamente a este reto, la irrupción de Blockchain es una gran oportunidad para el FM ya que facilitará la disponibilidad de “todos” los datos que hagan referencia a una infraestructura, tanto aquellos de gestión como los de propiedad, auditando de manera exhaustiva todo lo sucedido en la vida de la misma. Es, por tanto, la herramienta que puede garantizar un alto grado de confianza ante cualquier análisis que se desee llevar a cabo sobre una infraestructura.

Para tratar este tema, IFMA España organizó el pasado junio en Madrid un evento que presentó diversas ponencias de empresas implicadas en el desarrollo y aplicación de BlockChain en casos de uso reales en el ámbito del FM. Francisco Ahumada, en calidad de Presidente de IFMA España, planteó una serie de retos del FM y las expectativas de solución en base a BlockChain, mientras que en la mesa de ponencias se dieron cita representantes de CBRE, IBM e INDRA, exponiendo cada una su visión y casos de estudio sobre esta tecnología. Como conclusión de la Jornada, quedó la total y clara alineación de esta tecnología – que ALASTRIA define como “Internet del Valor” – con la estrategia de Valor Añadido que IFMA está fomentando.

Vista esta situación, en la que cada red Blockchain deberá ofrecer aplicaciones a sus asociados independientemente de sus participantes y del tipo de red, se hace evidente la necesidad de disponer de herramientas capaces de trabajar con esta tecnología, garantizando la integración de todos los participantes en la gestión y operación de infraestructuras.

Es por ello que SII Concatel está trabajando en su estrategia sobre la tecnología Blockchain y, en concreto, en el encaje de su herramienta ServiceONE como aplicación disponible en redes de esta tecnología.

Blockchain en Facility Management

Josep María Alonso García

Director División de Producto de SII Concatel

*artículo pùblicado en el número 14 de la Revista Facility Management Services
Metodología DevOps ¿Llegó para quedarse?
Labor Market Data: Análisis de datos en la selección de nuevos talentos