El Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) es un estudio que muestra los indicadores relevantes sobre el desempeño digital de Europa e indaga en la evolución de los estados miembros de la UE en materia de competitividad digital.

Dinamarca, Finlandia, Suecia y Países Bajos encabezan el ranking de 2017, contando con las economías más avanzadas en cuanto a digitalización. España aparece en el número decimocuarto, justo a la mitad de la lista, avanzando un puesto respecto a 2016 y superando la media de la UE.

desi-components

Conseguir una digitalización completa se ha convertido en la gran aspiración de todos aquellos países que quieren adaptarse a un entorno cambiante como el actual. La digitalización, entendida como un indicador de modernidad y avance, solo es factible a través de una transformación de la mentalidad de la sociedad, cambiando nuestra cultura y nuestros modelos de negocio empresariales. La digitalización completa supondría un aumento en la competitividad empresarial, que en el caso de España contribuiría a elevar su PIB en 120.000 millones de euros en 2025.

Pero, ¿Cómo se mide el nivel de digitalización de un país? ¿Qué factores entran en juego?

Conectividad

El primer indicador que tiene en cuenta este estudio es la conectividad, entendida como el alcance de banda ancha del que dispone un país, y su calidad. El acceso a servicios rápidos de banda ancha es una condición necesaria para la competitividad. Se analizan tanto la demanda como la oferta de banda ancha fija, banda ancha móvil, velocidad de banda ancha y precios.

Luxemburgo, Países Bajos y Reino Unido cuentan con el mayor rendimiento. España se encuentra en el puesto decimonoveno por delante de Francia y Chipre.

Conectividad

Este indicador arroja datos interesantes en cuanto al comportamiento del consumidor y evolución de la conectividad durante los últimos años. Así, los resultados muestran que los ingresos totales por servicios de telecomunicaciones han disminuido en un 6% en Europa desde 2013. Esto ha sucedido porque el consumo de datos móviles e internet ha aumentado considerablemente, en detrimento de las llamadas de voz a través de fijos y móviles, que han disminuido en un 23% desde 2013. Observamos por lo tanto una caída en cuanto a ingresos derivados de los servicios de voz fijos y móviles, que representarán el 48% del total de ingresos en telecomunicaciones en 2017, disminuyendo ligeramente si lo comparamos con el 54% que suponían en 2013.

revenues

En cuanto a cobertura de banda ancha, la banda ancha básica está disponible para todos los países en la UE. El acceso de última generación (NGA) cubre el 76%, frente al 71% de hace seis meses. La implementación de dispositivos móviles 4G continúa aumentando y la cobertura en zonas rurales ha mejorado sustancialmente en 4G y NGA.

Capital Humano / Competencias Digitales

El indicador de Capital Humano / Competencias Digitales mide las habilidades necesarias para aprovechar las posibilidades que ofrece una sociedad digital. Estas habilidades van desde las básicas del usuario que permiten a las personas interactuar en línea y consumir bienes y servicios digitales, hasta habilidades avanzadas que empoderan a la fuerza de trabajo para aprovechar la tecnología, aumentar la productividad y el crecimiento económico. Incluye indicadores sobre las TIC, empleo especializado y graduados en STEM (Ciencia, Tecnología, Disciplinas de Ingeniería y Matemáticas).

Finlandia, Luxemburgo y Reino Unido, obtuvieron los puntajes más altos, y Rumania, Bulgaria, Grecia e Italia obtuvieron los puntajes más bajos. España se mantiene en la mitad de la tabla, en el puesto decimosexto.

Competencias Digitales

El estudio revela que el 79% de los europeos se conectan regularmente (al menos una vez por semana), un aumento de 3 puntos porcentuales en comparación con el año pasado. El 63% de las personas con menos recursos usa internet semanalmente y a pesar de las mejoras en curso, los ancianos y las personas con niveles de educación más básicos o con bajos ingresos continúan en riesgo de exclusión digital. Además, el 44% de los europeos todavía no tiene habilidades digitales básicas, principal razón por la que es no utilizan Internet o lo hacen pocas veces.

La UE mejoró ligeramente en el número de graduados en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) (19 graduados por cada 1000 personas de 20 a 29 años en 2014, en comparación con 17 en 2012) y en la proporción de especialistas en TIC en la fuerza laboral (3.6% en 2015 en comparación con 3.2% en 2013).

Para conseguir una sociedad digitalizada es necesario que los individuos cuenten con educación digital. Para conseguir esto La Comisión Europea ha lanzado la Coalición Digital de Habilidades y Empleos (Digital Skills and Jobs Coalition) , dirigida a todos los Estados miembros con el objetivo de desarrollar un gran grupo de talentos digitales y asegurar que los individuos y la fuerza de trabajo en Europa están equipados con habilidades digitales adecuadas. Esto está plasmado en 10 acciones concretas, bajo el paraguas de la Nueva Agenda de Habilidades de Europa.

Uso de Internet

El indicador Uso de Internet representa la variedad de actividades realizadas por ciudadanos en línea. Estas actividades van desde el consumo de contenido en línea (videos, música, juegos, etc.) hasta actividades modernas de comunicación o compras y banca en línea.

Dinamarca, Suecia y Luxemburgo cuentan con más usuarios activos de Internet, seguidos por los Países Bajos, Finlandia y Estonia. Rumania, Italia y Bulgaria son los menos activos. España se encuentra en el puesto decimoseptimo, por debajo de la media europea.

Use Of Internet

El porcentaje de usuarios de Internet que participan en diversas actividades en línea, como leer noticias en línea (70%), usar Internet para realizar llamadas de audio o video (39%), usar redes sociales (63%), comprar en línea (66%) o el uso de la banca en línea (59%) aumentó ligeramente en los últimos años.

Además, de un tiempo a esta parte, el ecommerce está experimentando cambios significativos. Desde 2010, la proporción de usuarios de Internet que compran productos y servicios en línea ha aumentado en 10 puntos porcentuales, hasta el 66% en 2016. Al igual que muchas otras actividades en línea, el comercio electrónico es más alto entre las personas más jóvenes, con mayor nivel de educación y empleados. Podemos observar diferencias reveladoras en cuanto a comercio electrónico entre los países posicionados en los primeros puestos, y los últimos. Por ejemplo, en Rumanía el ecommerce supone el 18% mientras que en Reino Unido el 87%.

Integración de tecnología digital en las empresas

El indicador Integración de la tecnología digital mide la digitalización de las empresas y su explotación del canal de ventas en línea. Al adoptar la tecnología digital, las empresas pueden mejorar la eficiencia, reducir los costos y atraer mejor a los clientes, colaboradores y socios comerciales. Además, Internet como punto de venta ofrece acceso a mercados más amplios y potencial de crecimiento.

Dinamarca obtuvo el puntaje más alto, seguido de Irlanda, Suecia y Bélgica. Rumanía, Bulgaria, Polonia y Letonia obtuvieron el puntaje más bajo. España se sitúa en el puesto decimosegundo de la tabla, con un porcentaje equitativo entre ecommerce y digitalización empresarial, por encima de la media de la unión europea.

Los datos del estudio muestran que, a corto plazo, las redes sociales, la compra online y las aplicaciones móviles están impulsando la transformación digital de las empresas europeas. La computación en la nube muestra altas tasas de crecimiento, pero solo en grandes empresas.

Big Data al servicio del planeta
Escucha activa o cómo asegurar la viabilidad económica de un hotel