La Inteligencia Artificial crece a pasos agigantados y podría llegar a convertirse en la tecnología con mayores expectativas de crecimiento e impacto empresarial durante los años venideros. Según el estudio elaborado por PwC, más de un 80% de los directivos encuestados afirman que la Inteligencia Artificial “supondrá cambios altamente disruptivos para sus negocios, llegando a convertirse en una ventaja competitiva”.

La Inteligencia Artificial se entiende como aquel sistema informático capaz de “percibir su entorno, pensar, aprender y actuar. Se trata de la simulación por parte de una máquina de un proceso mental permitiendo tomar decisiones y realizar tareas que originalmente son propias de los seres humanos.” Esto es posible a través de algoritmos inteligentes, los cuales son capaces de ingerir y analizar datos brutos o no estructurados para convertirlos en información relevante.

Capacidades de los sistemas de IA

La Inteligencia Artificial tendrá mayor impacto en las áreas de marketing y ventas y gestión de clientes, proporcionando una experiencia de compra personalizada a través del conocimiento del consumidor adquirido gracias al machine learning. También empiezan a emerger con fuerza los Asistentes Virtuales o chatbots que se integran en aplicaciones o plataformas para asistir al usuario en los niveles más básicos de interacción. Numerosas empresas españolas invierten ya en soluciones IA, empezando a considerarse la impulsora de la siguiente revolución tecnológica, con una previsión influencia en el aumento del 14% del PIB mundial de cara a 2030.

Beneficios empresariales derivados de la implantación de IA

Tecnologías como el Big Data, el Cloud Computing o el Internet of Things están empezando a ser insertados en las empresas, con objetivo de satisfacer las necesidades del nuevo consumidor, impulsando así el desarrollo de la Inteligencia Artificial. La tecnología apremia a las empresas a adaptarse rápidamente para satisfacer las demandas de los usuarios, cada vez más conectados, informados y exigentes. Los hábitos de consumo han cambiado, por lo que las empresas están empezando a desarrollar nuevos modelos de negocio. Apostar por IA supone numerosas ventajas, que pasan por:

  • Automatización de procesos y tareas rutinarias, suponiendo esto una mayor optimización de recursos y tiempo
  • Reducción de costes a largo plazo
  • Incremento de la productividad y de la eficiencia operativa
  • Mejora en la toma de decisiones
  • Nuevas oportunidades de negocio
  • Mejora de la satisfacción del cliente gracias a la posibilidad de adaptar la oferta a sus preferencias y ofrecerle una mejor y más personalizada experiencia

El nivel de digitalización empresarial actual ronda el 30%, aunque se prevé un crecimiento de más de un 39% global en 5 años. Estados Unidos y China serán las regiones que obtendrán mayores incrementos del PIB derivadas de la IA a largo plazo.

Evolución de la IA por sectores

La Inteligencia Artificial evoluciona de manera diferente dependiendo del sector:

  • Transporte y logística: El boom de los coches autónomos, desarrollados a partir de inteligencia artificial, podría suponer una mejora sustancial en el transporte, ayudando a reducir los atascos, disminuyendo el impacto ambiental y reduciendo el número de siniestros.
  • Servicios Financieros: La inteligencia artificial permite predecir cambios en las tendencias de la bolsa, a través del análisis de datos.
  • Sanidad: En el sector de la sanidad la IA se está desarrollando para influir en la detección de enfermedades o en el diagnóstico de pacientes. 2018 sería clave para vislumbrar si este tipo de diagnósticos a través de Inteligencia Artificial obtienen el éxito esperado.
  • Retail: Las empresas del sector de retail empiezan a incorporar IA en sus estrategias digitales, gracias a algoritmos de machine learning que permiten crear y analizar tendencias de moda, aplicaciones con opción a escanear y comprar un producto y chatbots que asisten al cliente en la búsqueda de su artículo perfecto.
  • Atención al cliente: la personalización de la experiencia del usuario es uno de los beneficios más aplaudidos derivados de la IA. Como comentábamos anteriormente, los asistentes virtuales permiten resolver dudas o incidencias de manera rápida y precisa.madurez adopción IA por sector 1

 

Posibles barreras en la implantación de IA

En cuanto a los riesgos en la implementación de soluciones de IA, la amenaza más comentada por los empresarios sigue siendo la disminución de puestos de trabajo, aunque cada vez en menor medida, con tan solo un 14% de los encuestados por PwC defendiendo esta premisa.

Los principales miedos a los que se enfrentan los directivos de las organizaciones son, también, el elevado coste que suponen, y más teniendo en cuenta que su retorno a la inversión no se hará palpable a corto plazo, y la falta de personal especializado en el manejo de esta tecnología. Aún así, debido a sus numerosos beneficios, el 11% de las empresas encuestadas por PwC afirman que empiezan ya a obtener resultados favorables en la aplicación de IA.

El gran impacto que la Inteligencia Artificial tendrá en las empresas se producirá a largo plazo, ya que es necesario seguir invirtiendo y apostando por esta tecnología, así como formar a personas que adquieran los conocimientos necesarios para sacar el máximo rendimiento a esta tecnología.

La Inteligencia Artificial provocará cambios en la organización de las empresas, así como en el modelo de negocio y en la vida laboral tal y como la conocemos, pero todos estos cambios pueden ser muy positivos si se conducen con efectividad. En análisis de datos seguirán siendo clave para poder profundizar aun más en el desarrollo de IA: entenderlos e interpretarlos eficazmente será primordial para implantar con éxito esta tecnología.

Ciberseguridad: el reto empresarial de 2018
Mejorando la experiencia de usuario a través de SAPUI5