Así como la tecnología ya forma parte de nuestra vida diaria, la Inteligencia artificial se ha convertido en un activo de inversión empresarial en auge. Facebook, Amazon o Netflix ya integran en su modelo de negocio la Inteligencia Artificial en vistas a mejorar la experiencia del usuario y entender cuáles son sus preferencias.

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La inteligencia artificial es la “simulación de procesos de inteligencia humana por parte de sistemas informáticos. Engloba desde el aprendizaje al razonamiento y la autocorrección”. Puede parecer un concepto muy lejano pero la realidad es que está totalmente integrado en nuestro día a día. Utilizar la búsqueda por voz con nuestro smartphone o permitir que la Tablet nos recomiende un lugar donde comer son operaciones posibles gracias a la inteligencia artificial.

Microsoft o Google han lanzado en sus últimos dispositivos funciones que giran en torno a la IA, permitiendo al usuario consultar diarios, encender luces y hasta hervir una tetera a través de comandos de voz. Facebook, la red social con acceso a una mayor cantidad de datos de usuarios, ofrece una experiencia personalizada gracias a la gestión del big data. Por su parte, Netflix ha evitado pérdidas millonarias por cancelación de suscripciones gracias a proporcionar recomendaciones personalizadas y Amazon ha introducido robots que redujeron costes de operación en sus almacenes.

La información siempre ha sido sinónimo de poder, pero hoy en día la gestión eficiente de datos por parte de las empresas es la clave del éxito, creando grandes oportunidades de negocio.

 

Productividad e Inteligencia Artificial

Un estudio llevado a cabo por Accenture revela que la Inteligencia Artificial supondrá un incremento en la rentabilidad empresarial de un 38% de cara a 2035. En el caso de España, el aumento en productividad sería de un 11%. El informe afirma que la IA cambiaría el concepto de trabajo que tenemos actualmente, creando una nueva relación entre las personas y las máquinas. Gracias a ella, los empleados podrían reducir el tiempo que dedican a tareas rutinarias y administrativas para centrarse en actividades de valor añadido.

El 80% de grandes corporaciones en América, Europa y Asia-Pácifico ya están invirtiendo en Inteligencia Artificial.

En el sector de los Recursos Humanos, gracias a la aplicación de algoritmos el propio computador es capaz de buscar perfiles profesionales de manera automática, desde foros y portales de internet, analizando la huella digital.

Aunque exista una corriente escéptica a cerca de la implantación de la Inteligencia Artificial por su posible impacto sobre el trabajador, un estudio llevado a cabo por Capgdemini sobre directivos de empresas en nueve países diferentes, da a conocer que cuatro de cada cinco empresas (83%) han creado nuevos puestos de trabajo gracias a aplicaciones de IA.

A pesar del auge de este sector, aún queda mucho para que la Inteligencia Artificial despliegue todo su potencial. Incrementar el presupuesto destinado a su inversión es clave.

Cámaras inteligentes vs delincuencia
Las ventajas de los Chatbots para gestionar la atención al cliente