Los chatbots son cada vez más utilizados por las empresas como una manera alternativa de gestionar la atención al cliente, y su progresiva puesta en práctica hace patente las múltiples ventajas que conllevan en comparación con otras modalidades más costosas y menos efectivas.

Los chatbots son aplicaciones informáticas basadas en la Inteligencia Artificial que permiten simular la conversación con una persona, respondiendo a toda duda relacionada con la especialidad del bot. Este es el motivo por el cual son cada vez más utilizados por las empresas como una manera alternativa de gestionar la atención al cliente. Y además, su progresiva puesta en práctica hace patente las múltiples ventajas que conllevan en comparación con otras modalidades más costosas y menos eficientes.

Nunca duermen,

Los chatbots pueden atender al cliente las 24 horas del día durante todo el año, con el mismo nivel de servicio que un representante humano. También tienen la capacidad de reconocer las emociones humanas como la ira, la confusión, el miedo y la alegría, para detectar si el cliente está enfadado, molesto o frustrado, y así transferir sin problemas la interacción fallida a un ser humano que se haga cargo y la resuelva con éxito.

Nunca hacen esperar al cliente,

La espera, normalmente “amenizada” en la atención telefónica mediante humanos por una música anodina y repetitiva, es en la gran mayoría de los casos una frustración para el cliente que quiere ser atendido. Gracias a la atención mediante chatbots, esta espera desaparece y el usuario es atendido de forma inmediata y en cualquier idioma. Las compañías son cada vez más sensibles con esta problemática, puesto que el tiempo de respuesta es el valor más importante para determinar un buen servicio, según el estudio The surprising truth about which countries lead in digital.

Personalizan la experiencia,

Los chatbots son excelentes para recopilar los datos de los clientes, y esto no solo ayuda a personalizar las interacciones, sino que también ofrece información útil sobre sus comportamientos de consumo. A partir de esta última posibilidad se proyectan suculentas oportunidades para cristalizarse en una nueva fuente de ingresos. Porque un estudio de Emarketer indica que los usuarios cada vez confían más en estos asistentes virtuales; sus respuestas son más transparentes y esto influye significativamente en la objetividad de los posteriores estudios de mercado.

Fomentan la lealtad a la marca,

La mayoría de las compañías desean que sus agentes tengan más tiempo para establecer un contacto proactivo con sus clientes, y los chatbots cumplen con creces con este objetivo, puesto que son capaces de enviar mensajes de seguimiento para preguntar si el cliente está disfrutando del producto o si requiere de información complementaria. Esta conexión regular se convertirá en un mecanismo fundamental para ganar su confianza y por ende aumentar su fidelidad.

En conlusión, los chatbots permiten atender al cliente de forma inmediata y mantienen una conexión perpetua y personalizada con cada uno de ellos. Son, pues, una innovación muy relevante para gestionar la atención al cliente, porque pueden ofrecer pingües beneficios sin ningún coste.

Inteligencia Artificial, clave en el crecimiento empresarial
Big Data al servicio del planeta