Se denomina outsourcing a la externalización de un conjunto de labores ajenas a las competencias principales de una empresa para que las pueda realizar un proveedor especializado. El Application Maintenance Outsourcing permite a las empresas centrarse en su core business mientras externalizan el mantenimiento de sus aplicaciones, obteniendo los mejores resultados.

¿Application Maintenance?

AMPara entender la importancia del Mantenimiento de Aplicaciones (Application Maintenance) es necesario entender que las aplicaciones no son productos tangibles, sino que se trata de herramientas vivas que necesitan un mantenimiento posterior a su desarrollo que les permita adaptarse a las necesidades de un mercado en constante evolución, así como hacer frente a su competencia de manera eficaz.

Se trata de la etapa más longeva del proceso de desarrollo, ya que no consiste solamente en acciones correctivas, sino que también debe dar respuesta a las necesidades del cliente de administrar, gestionar y mantener sus aplicaciones de software en óptimo funcionamiento; asegurando que éstas puedan evolucionar y responder continuamente, garantizando los requerimientos de su negocio y permitiendo que la empresa pueda focalizar su propia actividad en el core de su negocio.

Así, las empresas deben contemplar el mantenimiento de sus aplicaciones desde el minuto uno, pues del él depende la continuidad de su negocio. Aun así, llevar a cabo este mantenimiento no siempre es posible por parte de la la propia empresa, que en la mayor parte de los casos se dedica a sectores que no tienen que ver con el desarrollo o mantenimiento de software. Por ese motivo, el outsourcing se convierte en el concepto clave para garantizar los mejores resultados en cuanto a mantenimiento de aplicaciones.

Beneficios del Application Maintenance Outsourcing

Optar por la externalización del mantenimiento de aplicaciones supone una serie de beneficios para las empresas:

    • andreas-klassen-401337-unsplashAumentar la productividad: El outsourcing permite a las empresas racionalizar los costes de mantenimiento de las aplicaciones, aumentando así su productividad.
    • Aumentar la competitividad: Las empresas tienen tiempo y recursos limitados. El outsourcing ayuda a una empresa a mantenerse enfocada en su principal negocio y no distraerse con decisiones complejas de TI. Así es como puede afrontar nuevos desafíos y perfeccionar sus ramas de negocio sin necesidad de ampliar la plantilla o el marco de su especialidad. Al externalizar estos servicios, la empresa puede centrarse en las actividades que le son propias en su sector, consiguiendo así una mejora de la calidad del servicio, sin otro tipo de distracciones.
    • Garantía de calidad en las aplicaciones: El equipo encargado del mantenimiento de aplicaciones siempre será profesional y con experiencia. Además, el outsoucing les permite contar con perfiles de expertos en alguna tecnología con dedicación muy puntual. De esta manera la empresa se asegura de contar con los equipos mejor formados y por tanto de la calidad en la evolución de aplicaciones. Las empresas que se dedican exclusivamente a los servicios TI tienen un grado de conocimiento y experiencia que les posibilita hacer dos tareas entrelazadas en un tiempo muy reducido. Pueden realizar los procesos de mantenimiento diarios mejorando las capacidades del software con los últimos avances. Esto se traduce en una reducción y optimización de los costos del servicio externalizado.
    • Focalizar a sus empleados en el core business de la empresa: El outsourcing permite a una empresa adaptarse a un enfoque laboral más acorde al modelo de empleado, y así dedicar sus recursos humanos donde más los necesita.

Metodologías de trabajo en el Application Maintenance Outsourcing

paper-3309829_1920Las Metodologías Ágiles se utilizan para llevar a cabo tanto el desarrollo como el mantenimiento de aplicaciones, ya que permiten coordinar el trabajo con los miembros del equipo, identificar los problemas en las primeras fases de desarrollo y por lo tanto corregirlos, así como diseñar soluciones y satisfacer las necesidades que pueda tener la empresa en la fase de evolución de la aplicación.

Además, existen otro tipo de técnicas para garantizar la máxima calidad en el mantenimiento de aplicaciones. Ejemplo de ello son las FarmTeam, que tienen como objetivo la formación constante de sus equipos de trabajo, contando también con una cantera de perfiles técnicos y de gestión, asegurando así que en el momento de que esta fuerza de trabajo pase a formar parte del equipo operativo, dispongan de experiencia y conocimientos necesarios para desempeñar sus funciones.

La imposibilidad de asumir el mantenimiento de aplicaciones por parte de las empresas, así como los numerosos beneficios que proporciona su externalización, han convencido a multitud de empresas de optar por el outsourcing, llevándolas a conseguir evolucionar sus negocios al mismo ritmo que el mercado y su competencia.