Skip to Content

Internet of Health Things: Tecnología para mejorar nuestra salud

Internet of Health Things: Tecnología para mejorar nuestra salud

El Internet de las Cosas (IOT por sus siglas en inglés) se ha convertido en una de las innovaciones más aplicables y beneficiosas de los últimos tiempos. La conexión de objetos cotidianos con internet ya es una realidad, y ahora llega al mundo de la salud. ¿Cómo aprovechar esta revolución para mejorar el cuidado de las personas?

¿Qué es el Internet de las cosas de la salud?

Internet of Health Things (IoHT) es la integración de los mundos físico y digital a través de objetos con conectividad de red en la industria de la salud. IoHT transforma los datos sin procesar en información simple y procesable y se comunica con otros objetos, máquinas o personas. IoHT puede aprovecharse para mejorar el acceso a la salud, la calidad de la atención, la experiencia del usuario y la eficiencia operativa.

Internet of Health Things

Un reciente estudio conducido por Accenture en EEUU a cerca del IoHT afirma que los proveedores de atención sanitaria son muy conscientes de los cambios que el Internet de las Cosas está introduciendo en su industria. Además, el estudio recoge que, en la actualidad, las organizaciones de atención de la salud asignan en promedio de alrededor del 10% de sus presupuestos anuales de TI a inversiones para soluciones de IoHT; esta cantidad crece de manera proporcional a medida que el tamaño de los presupuestos de TI en su conjunto aumenta.

 

¿Cuál es el potencial de la IoTH?

La investigación muestra que los proveedores e inversores de servicios de salud están invirtiendo principalmente en programas de IoHT en tres áreas: monitoreo remoto de pacientes (MRP), bienestar y prevención, y operaciones. Además, los principales beneficios del IoHT se vuelven tangibles en las áreas de ahorro de costos médicos o administrativos/ operacionales, suponiendo esto una gran mejora en la experiencia del consumidor y comportando un crecimiento de ingresos a través de la retención del consumidor.

internet of health thingsMonitoreo remoto del paciente

Se trata de una tecnología que permite a los pacientes ser monitoreados en sus hogares. El MRP funciona a través de sensores en un determinado dispositivo que, de manera inalámbrica transmite o registra la información fisiológica del paciente, para ser analizada por un profesional de la salud.

Su aplicación es principalmente beneficiosa en el tratamiento de enfermedades crónicas, como la diabetes, en la cual la transmisión en tiempo real de las lecturas de la presión arterial y la glucosa en sangre, permite contar con alertas instantáneas para que los mismos pacientes y los profesionales de la salud sepan cuándo es necesario intervenir. Su uso también es especialmente importante en pacientes que utilizan marcapasos, pues mediante la IoTH, estos dispositivos emiten a través de wifi o red de datos una transmisión que recibe directamente el médico.

Según el estudio de Accenture, el 43% de los proveedores de salud invierten actualmente en sistemas de monitoreo remoto por IoHT. Además, se desvela que proveedores e inversores se centran en las áreas de condiciones cardíacas y salud mental, por encima de las demás.

Bienestar y prevención

Los wearables se han vuelto extremadamente populares entre los usuarios. Hablamos de dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte del cuerpo y que interactuan de forma continua con el usuario y con otros dispositivos. Es el caso de los smartwatches, las pulseras que controlan nuestro estado de salud, o las zapatillas de deporte que cuentan con GPS.

Estos dispositivos están diseñados para mejorar el bienestar de los usuarios, pues recopilan información sobre su estilo de vida y sus constantes vitales, con el objetivo de que los usuarios identifiquen comportamientos poco saludables y puedan corregirlos y prevenir enfermedades relacionadas con ellos.

De este modo, así como lo apunta la investigación, tanto proveedores de salud como inversores están de acuerdo sobre el papel esencial que desempeñan los wearables en las Soluciones IoHT de bienestar y prevención, con el 79% de ellos apostando por invertir en este tipo de soluciones que mejoran exponencialmente la satisfacción del usuario.

Figura9Operaciones

En este caso hablamos de operaciones que tienen un impacto directo en al gestión de las infraestructuras sanitarias y sus trabajadores. Ejemplos de ello son la administración y la gestión del inventario de suministros médicos, la localización en tiempo real de seguimiento de activos, la gestión automatizada de usuarios y los trabajadores conectados.

Podemos diferenciar entre dos tipos de Operaciones:

  • Operaciones en un establecimiento de salud: tienen por objetivo mejorar a través de sensores en red y otras tecnologías la experiencia del paciente, la productividad del personal y la eficiencia general del flujo de trabajo.
  • Operaciones en un plan de salud: su finalidad es, a través de tecnologías modernas, respaldar una administración más eficiente y acelerar nuevos modelos de negocios.

 

El Internet de las Cosas aplicado a la sanidad abre una puerta hacia un control de la salud mucho más eficiente, en el que los pacientes sean mucho más conscientes de sus hábitos, y en el que los médicos cuenten con información inmediata de cada individuo para poder ofrecer la respuesta más óptima y efectiva posible.

TIC contra el cambio climático, la batalla empieza en casa

La modernización de los hogares a través de la tecnología se convierte en un elemento ineludible para combatir los problemas medioambientales del planeta. En la lucha contra el cambio climático la batalla empieza en casa.

El cambio climático ya es una realidad. 2016 ha sido el año más caluroso de la historia, superando en 0.94ºC la media del siglo XX y convirtiéndose en la más alta registrada desde 1880 según el informe de la NASA. El planeta se resiente mientras el consumo y la huella ecológica aumentan drásticamente. Como respuesta, los gobiernos intentan disminuir las emisiones de CO2 con iniciativas como restricciones en el tráfico y la velocidad o peatonalización de calles centrales.

Pero la solución pasa ineludiblemente por el uso de la tecnología. Las tecnologías de la Información y la Comunicación se han constatado como un elemento útil y necesario en la batalla contra el cambio climático, sobre todo porque “sus beneficios en términos de reducción son mucho mayores al impacto negativo que suponen sobre el medio ambiente”, asegura Alis Daniela Torres, fundadora de Greencitic, empresa de consultoría que brinda servicios ambientales para el sector de las TIC.

Del hogar tradicional a la Smart Home

Un estudio llevado a cabo por el MIT Massachusets Institute of Technology sobre las 11 ciudades más grandes de EEUU revela que la modernización de los hogares, tanto en casas particulares como en edificios de viviendas, tendría un impacto directo en la disminución de la contaminación. La construcción de nuevos edificios energéticamente eficientes lograría reducir las emisiones en un 6%, mientras que la reconstrucción de viviendas ya existentes adaptándolas a los estándares más modernos, conseguiría un 19% de reducción.

vector-linea-de-arte-ilustracion-abstracta-casa-inteligente-controlando-a-traves-de-equipos-de-trabajo-en-casa-de-internet_1441-217De cara al 2020 la reducción de los gases de efecto invernadero gracias a las TIC se prevé en un 15%, según la Oficina Española de Cambio Climático (OECC). La sostenibilidad de las ciudades pasa por utilizar el Internet de las Cosas y el big data con el objetivo de reducir el impacto ecológico y controlar la contaminación. Las TIC nos ayudarán a crear sistemas de iluminación más eficientes en las calles, métodos que agilicen el tráfico y mejoras en los procesos industriales, con la disminución en los costes que esto comporta.

Además, según el informe SMARTer2030 las TIC no solo ayudarían a combatir los problemas medioambientales a los que nos enfrentamos, sino que podrían generar más de 11 billones de dólares en beneficios si se implementan en sectores como la alimentación, la energía, la salud o la construcción.

Designed by vectorpocket / Freepik

La transformación del hogar tradicional hacia la Smart Home se convierte en un elemento fundamental para lograr que la Smart City sea una realidad, así como la adaptación del parque automovilístico y la implantación de un transporte público más eficiente.

Mientras las ciudades instauran estas medidas, encontramos aplicaciones que nos permiten gestionar el consumo energético de grandes infraestructuras y tomar decisiones en vistas a reducir el gasto económico y el impacto ecológico. Las empresas que utilizan este tipo de funciones reciben datos que provienen tanto de equipos de climatización como de dispositivos IT o fuentes de agua, etc. Con esta información la empresa es capaz bascular hacia el concepto de Green Company y conseguir que la eficiencia energética forme parte de su rutina diaria.

Los beneficios de las TIC aplicadas a la sostenibilidad son indiscutibles, aunque su implementación total en las ciudades pasa por un proceso de transformación digital y un cambio de mentalidad global. Las empresas deben adaptarse a la tecnología y aprender a modificar sus estructuras y su cultura en vistas de que el proceso sea un éxito.

Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación a nuestra política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies