Skip to Content

Metodología DevOps ¿Llegó para quedarse?

Metodología DevOps ¿Llegó para quedarse?

Con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia en el desarrollo de software, y de ofrecer una entrega continua de valor a los clientes, cada vez más empresas optan por el enfoque DevOps, que consiste en la unión de la parte de desarrollo y la de operaciones. ¿Cómo evolucionará este enfoque?

¿Qué es DevOps?

DevOps es una metodología para la creación de software que se basa en la integración entre desarrolladores software y administradores de sistemas. El término DevOps está compuesto por dev (desarrolladores) y ops (operaciones). De este modo, se trata de la integración de la parte de desarrollo y la de operaciones, teniendo también mucho protagonismo los procesos. El objetivo de esta metodología es desarrollar software más rápidamente, con mayor calidad, menor coste y una altísima frecuencia de entregas. A través de la automatización de tareas se consigue mantener un flujo continuado de mejoras tecnológicas, así como agilizar la relación entre cliente y compañía.

Estamos hablando, por lo tanto, de una metodología que aboga por un entorno de trabajo totalmente colaborativo, y en constante comunicación, un enfoque que demanda de un cambio de cultura de la plantilla, por lo que su aplicación en la empresa requiere de tiempo.

Análisis de metodología DevOps en las empresas

Recientemente GitLab, servicio web de control de versiones y desarrollo de software colaborativo basado en Git, ha realizado un estudio sobre el desarrollo de la metodología DevOps en 2018. El objetivo de dicha investigación era conocer cómo las personas que están detrás del software se enfrentan a un panorama tecnológico en rápida evolución. De la investigación se destaca que los profesionales de software reconocen colectivamente el valor de trabajar en entornos altamente colaborativos y han experimentado los beneficios de hacerlo.

La investigación se realizó sobre más de 5.200 profesionales de software de todo el mundo. La mayoría de los encuestados se identifica como desarrollador o ingeniero de software y trabaja para pequeñas y medianas empresas (PYMES) en las industrias de hardware, servicios y SaaS. Encabezan la lista de continentes con un mayor número de profesionales software, Europa con el 46,41% y Norte America, con un 36,67%.

DevOps

La investigación de GitLab arroja luz sobre varios aspectos del enfoque DevOps:

  • Si bien casi todos los encuestados están de acuerdo en que es importante trabajar en un entorno de colaboración y una gran mayoría (81%) dice que es fácil colaborar con su equipo y con otros dentro de su organización, la visibilidad y la transparencia continúan rezagadas, con casi la mitad de los desarrolladores (42%) reportando la dirección poco clara como su principal desafío para hacer el trabajo.

DevOps

  • Las organizaciones que han adoptado DevOps tienen más probabilidades de desplegarse a pedido y priorizar la automatización que las que practican Agile.

DevOps

  • Los equipos de alto rendimiento tienen acceso a mejores herramientas, pasan menos tiempo cambiando de contexto y tienen más probabilidades de trabajar de forma remota que sus contrapartes de menor rendimiento.

DevOps

  • En general, los equipos remotos reportan niveles más altos de satisfacción que aquellos que trabajan en la oficina, incluidos niveles más altos de visibilidad, una mejor comprensión del proceso de implementación y una sólida cultura de DevOps.
  • Los líderes de TI planean invertir lo más posible en integración, entrega y despliegue continuos en 2018, y citan la selección de la tecnología adecuada como su mayor desafío.

Generalmente, los desarrolladores y la alta gerencia están alineados, lo que da un gran valor a la colaboración y la comunicación. Los administradores son más optimistas sobre el ahorro de tiempo de practicar DevOps, con un 81% de acuerdo en que DevOps ahorra tiempo en el proceso de desarrollo, mientras que solo el 65% de los desarrolladores está de acuerdo.

Se destaca también el énfasis y la preferencia por las herramientas de código abierto en todos los segmentos. Independientemente del nivel, la cultura o el flujo de trabajo, el código abierto resulta crítico para los equipos de desarrollo de software, y el 92% de los encuestados está de acuerdo en que las herramientas de código abierto son importantes para la innovación del software.

Los encuestados valoran mucho el trabajo en un entorno de colaboración, donde sienten que se escuchan sus voces y tienen la capacidad de tomar decisiones sobre su trabajo. Una gran mayoría sugiere que les resulta fácil colaborar con los miembros de su equipo y otros miembros de su organización. Las políticas flexibles en el lugar de trabajo y el seguimiento del tiempo son comunes, con la productividad medida por los resultados en lugar del tiempo empleado.

En cuanto a la metodología más utilizada, el 69% de los encuestados afirma que se trata de la metodología Agile, siguiendo la DevOps con un 23%. Aún así, la mayoría de los encuestados afirman que el uso de un flujo de trabajo DevOps ahorra tiempo durante el proceso de desarrollo; un sentimiento también expresado a una tasa aún mayor entre los gerentes, con un 81% de acuerdo.

DevOps

Para acceder al estudio completo de GitLab, haz click aquí.

Al observar el 2018 y más allá, las organizaciones de TI que adoptan con éxito las prácticas de mejora continua y la automatización sin interrupciones a lo largo de su ciclo de vida de desarrollo de software, tendrán equipos más felices, más colaborativos y con mejor funcionamiento que están mejor posicionados para cumplir sus metas y objetivos.

Transformación AGILE ¿Cómo implementar las metodologías ágiles en las organizaciones?

Transformar compañías para lograr la agilidad organizacional ya es una necesidad, y una práctica que está dando resultados positivos. Una encuesta mundial elaborada por la consultora McKinsey arroja datos a cerca de un nuevo modelo de empresa que agiliza el tiempo de los trabajadores, optimiza sus proyectos y permite una mayor adaptabilidad empresarial.

En un mundo globalizado e hiperconectado, a diario se producen cambios en las organizaciones que afectan a su competencia, la demanda, la tecnología e, incluso, los reglamentos (nueva RGPD). Todo ello obliga a las compañías a responder y adaptarse rápidamente si desean seguir avanzando.

De acuerdo con una encuesta mundial reciente de McKinsey, la agilidad organizacional, definida como la capacidad de reconfigurar rápidamente la estrategia, la estructura, los procesos, las personas y la tecnología hacia oportunidades de creación de valor y protección del valor, es difícil de alcanzar para la mayoría de empresas.

A pesar de ello, muchos encuestados afirman que sus compañías ya han implementado formas de trabajo ágiles, ya sea en toda la compañía o en las unidades concretas de la organización. Los encuestados pertenecientes a unidades ágiles, reportan un mejor desempeño en el puesto de trabajo que todos los demás.

Agile1La agilidad organizacional está en auge

En todas las industrias y regiones, la mayoría de los participantes de la encuesta están de acuerdo en que el mundo a su alrededor está cambiando y de forma rápida. Los entornos de negocios son cada vez más complejos y volátiles, con dos tercios de los encuestados afirmando que sus sectores se caracterizan por un cambio rápido. En tales entornos, la necesidad de que las empresas demuestren agilidad es lo más importante: cuanto más inestables son sus entornos, más probable es que los encuestados afirmen que sus empresas han comenzado transformaciones ágiles.

Hasta la fecha, sin embargo, se han completado pocas transformaciones ágiles que afecten a toda la organización. Solo el 4% de todos los encuestados afirma que sus empresas lo han implementado por completo, aunque otro 37% afirma que las transformaciones en toda la empresa están en progreso. Cuando se les pregunta en qué ámbito aplica su empresa formas ágiles de trabajo, los encuestados a menudo identifican las actividades más cercanas al cliente: innovación, experiencia del cliente, ventas y servicio, y administración de productos.

Por otro lado, cuatro de cada diez encuestados apuntan a que sus empresas están aplicando formas ágiles de trabajar en procesos relacionados con las operaciones, la estrategia y la tecnología, mientras que aproximadamente un tercio dice que lo están haciendo en la gestión de la cadena de suministro y el talento.

De cara al futuro, los resultados sugieren que las empresas tienen mayores aspiraciones de agilidad. Tres cuartas partes de los encuestados dicen que la agilidad organizacional es una prioridad superior o superior a tres en las agendas de sus unidades, y que hay más transformaciones en camino.

agile2Las organizaciones ágiles destacan por su estabilidad y dinamismo

Para ser ágil, una organización necesita ser dinámica y estable. Las prácticas dinámicas permiten a las empresas responder rápidamente a los nuevos desafíos y oportunidades, mientras que las prácticas estables cultivan confiabilidad y eficiencia al establecer una columna vertebral de elementos que no necesitan cambiar con frecuencia. Según los resultados, menos de una cuarta parte de las unidades de rendimiento de una empresa son ágiles. Las unidades de rendimiento restantes carecen de dinamismo, estabilidad o ambos.

Más del 90% de los encuestados que trabajan en unidades ágiles dicen que sus líderes les proporcionan pautas y guías a seguir (es decir, el trabajo diario de cada equipo se guía por resultados concretos que promueven la estrategia); que han establecido una visión y un propósito compartidos (que las personas se sienten personal y emocionalmente comprometidas en su trabajo y participan activamente en el perfeccionamiento de la dirección estratégica); y que las personas en su unidad son emprendedoras (en otras palabras, identifican y buscan proactivamente oportunidades para desarrollarse en su trabajo diario).

Desafíos a la hora de implementar metodologías ágiles

Según la encuesta, los mayores desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en cuanto a transformaciones ágiles son culturales, en particular, la desalineación entre las formas ágiles de trabajo y los requisitos diarios de los trabajos de las personas, la falta de colaboración entre niveles y unidades y la resistencia de los empleados a los cambios.

Las transformaciones ágiles tienen más probabilidades de tener éxito cuando cuentan con el respaldo de acciones integrales de gestión del cambio para crear una cultura amigable y una mentalidad ágil. Estas acciones deben cubrir cuatro aspectos principales:

  1. En primer lugar, los líderes y las personas de toda la organización deben alinear mentalidades y comportamientos para lograr avanzar.
  2. En segundo lugar, se deben modelar estas nuevas mentalidades y comportamientos y plasmarlas en unos objetivos, a través de tareas y habilidades concretas a desarrollar por los empleados.
  3. En tercer lugar, se ayuda a los empleados a desarrollar las nuevas habilidades que necesitan para tener éxito en la organización futura.
  4. Y finalmente, se establecen mecanismos formales para reforzar los cambios, recompensando e incentivando a las personas a demostrar nuevos comportamientos.

Los resultados muestran que las unidades ágiles son más capaces de crear una visión y propósito compartidos y de alinearse en esta visión a través de una guía estratégica. Por el contrario, en las empresas que aún no han comenzado una transformación, una de las limitaciones más comunes es la incapacidad de crear una visión significativa o claramente comunicada.

¿Cómo implementar una transformación ágil?

Un primer paso importante para decidir si comenzar una transformación ágil es articular claramente qué beneficios se esperan y cómo medir el impacto de la transformación. Esta visión de la nueva organización debe ser sostenida y apoyada colectivamente por los principales líderes.

  1. Las empresas primero deben identificar la (s) parte (s) de la organización que desean transformar y cómo. Por ejemplo, creando prototipos de los cambios en partes más pequeñas de la unidad de rendimiento antes de escalar.
  2. Segundo, deben evaluar cuál de las prácticas ágiles necesita fortalecer la organización para lograr agilidad, de modo que las acciones tomadas a través de la estrategia, estructura, proceso, personas y tecnología se refuercen mutuamente.
  3. En tercer lugar, deben determinar los recursos y el marco de tiempo que requiere la transformación, de modo que el esfuerzo mantenga su impulso pero el alcance siga siendo manejable en cualquier momento.

Metodologías Ágiles, más allá del desarrollo de software

De un tiempo a esta parte la tecnología no solo ha revolucionado nuestra forma de relacionarnos, sino también nuestra manera de trabajar. Gestionar proyectos en el entorno laboral se ha vuelto más complejo a consecuencia de tecnologías que permiten la dispersión de equipos de trabajo en diferentes continentes. Es en este entorno tan cambiante donde ubicamos las Metodologías Ágiles (Agile Methodologies) de gestión del trabajo.

Seguir con los modelos tradicionales de gestión del trabajo en un entorno como el actual no garantiza resultados óptimos. Es por este motivo que las denominadas metodologías ágiles, nacidas en el entorno de la ingeniería de software y basadas en una concepción iterativa e incremental del desarrollo de proyectos, se han comenzado a implementar en empresas de todos los sectores, a consecuencia de sus numerosos beneficios. Pero ¿de qué tratan?

En el año 2001, los CEOs de las principales empresas de software crearon el “Manifiesto Agile”, poniendo en común las mejores prácticas de cada compañía para crearlo. Su dinámica es la siguiente: al contrario de lo que suele suceder en la mayoría de los entornos laborales, en el que los empleados organizan su tiempo en base a diferentes proyectos que deben compaginar (multitasking), las agile methodologies plantean proyectos únicos al trabajador y plazos de entrega muy cortos, de manera que el grado de implicación y atención del empleado aumenta exponencialmente, así como la dedicación para con el proyecto. Se organizan diferentes grupos de trabajadores por proyectos, en los que el cliente se implica desde el primer momento, siendo partícipe de los avances de éste y aportando feedback en todas las etapas de su desarrollo. El objetivo es ofrecer al cliente entregas continuas y más productivas, contando siempre con su opinión.

Metodologías Ágiles para desarrollo de software más conocidas

Dependiendo de las necesidades de cada proyecto, cada una de las metodologías ágiles satisfacen unos objetivos , poniendo el foco en diferentes factores. Encontramos diferentes metodologías ágiles:

  • kanbanKANBAN: Originaria en Japón, aunque popularizada en EEUU en el ámbito de la gestión de proyectos en empresas tecnológicas. Este método pone su foco en la flexibilidad y simplicidad en la comunicación de los miembros del equipo de trabajo, basándose en la idea de publicaciones constantes. El trabajo es supervisado mediante un tablero de kanban que muestra el estado del proyecto a través de columnas y carriles. Kanban consta de cuatro pilares importantes: las publicaciones constantes, los límites del trabajo en curso, la lista de trabajo y las columnas o carriles. El principal objetivo de este método es entregar el proyecto en el plazo acordado, favoreciendo siempre la comunicación dentro del equipo y con el cliente.
  • SCRUM: Nacida en Japón de la mano de grandes marcas como Honda o Epson, esta metodología se basa en entregas parciales y regulares del producto al cliente, para favorecer así un entendimiento completo de los objetivos y las expectativas de éste para con el proyecto. Logo_ScrumEl diseño de productos se realiza en una serie de iteraciones de longitud fija. Scrum cuenta con cuatro pilares: la planificación de sprints (listas de trabajo por hacer), los stand ups (también llamadas scrums diarios, minirreuniones en las que el equipo trata una lista rápida de las tareas ya realizadas así como los próximos pasos que hay que seguir), y las retrospectivas (anàlisis del trabajo ya presentado).
  • logoDSDMDSDM: es un método que provee un framework para el desarrollo ágil de software. Del mismo modo que las metodologías citadas anteriormente, se apoya en la implicación continua del usuario en un desarrollo iterativo y creciente que sea sensible a los requerimientos cambiantes, para desarrollar un sistema que reúna las necesidades de la empresa en tiempo y presupuesto.

Metodologías Ágiles aplicadas a otros sectores

workplace-1245776_1920

Las metodologías ágiles se enfocan en crear entornos laborales más colaborativos, permitiendo la mejora continua de los proyectos y persiguiendo la mayor calidad en la entrega. La comprobación constante de la idoneidad del proyecto es clave para este modelo de gestión, en el que la calidad se antepone a la producción masiva, y el valor añadido lo aportan las personas.

Es por ello que un gran numero de empresas no pertenecientes al sector del desarrollo software, han empezado a gestionarse bajo el paraguas de estas metodologías, obteniendo resultados más satisfactorios.

Empresas nacionales e internacionales ya aplican estas metodologías en su modelo de gestión. Ejemplo de ello son, Zara; que apuesta por enfocarse en las necesidades del cliente a la hora de producir, Apple; que se enorgullece de crear todos sus productos en un ambiente laboral totalmente colaborativo en el que el trabajador es libre de expresar su opinión o Facebook; que organiza a sus trabajadores en grupos dinámicos con reuniones semanales para conocer el estado de los proyectos que llevan a cabo. Gracias a ello, estas empresas obtienen mejores resultados y beneficios.

Steve Jobs – Si quieres contratar a grandes talentos y quieres que se queden contigo, debes dejarles tomar muchas decisiones y tu debes dejarte guiar por las ideas, no por la jerarquía. De otra manera la gente no se quedaría en tu empresa.

Principales Beneficios de las Metodologías Ágiles aplicadas a empresa

  • Aumento de la satisfacción del cliente: La implicación del cliente en cada etapa de proyecto / producto garantiza una mayor satisfacción de éste. Contar con su opinión evita errores o malentendidos, ya que el cliente está informado en todo momento de su estado, pudiendo plantear modificaciones, eliminar características o sugerir mejoras del mismo.
  • Mejora de la implicación del trabajador: Centrarse en un solo proyecto evita la dispersión y aumenta la motivación del empleado. Los miembros del equipo trabajan conjuntamente, pactando y acordando ideas, fomentando así el teambuilding.
  • Ahorro de costes y tiempo: La metodología ágil permite trabajar de manera más eficiente, ya que los períodos de entrega son más cortos. Los presupuestos se tienen en cuenta desde la fase de planificación. Además, se fomentan las entregas parciales del proyecto, pudiendo contar en menor tiempo con una versión funcional de éste.
  • Modificación rápida de errores: Gracias a las entregas parciales (centradas en entregar en primer lugar aquellas funcionalidades que en verdad aportan valor) y a la implicación del cliente será posible eliminar aquellas características innecesarias del producto.

Como podemos comprobar, las metodologías ágiles apuestan por el trabajo en equipo y la colaboración, con el fin de obtener el mejor resultado posible. Bascular hacia la integración de este tipo de metodologías en el modelo de trabajo de una empresa supone la implicación de todos los trabajadores y requiere un cambio de mentalidad en el seno de las organizaciones, pasando de la individualismo a la colaboración.

Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación a nuestra política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies