Skip to Content

API Management, clave en la innovación de los negocios

El propósito de las APIs es la integración ágil. Las organizaciones necesitan tener una plataforma API preparada para afrontar los desafíos de innovación del futuro. Por todo esto, prácticamente todas las empresas grandes o medianas tienen previsto en su plan de sistemas una integración de API Management.

 

La puerta de entrada al mundo digital se llama API

Como su propio nombre indica, Application Programming Interface, una API es una interfaz de programación de aplicaciones. Es decir, un software intermedio (especificación, protocolos, formatos de datos, etc.) que permite que dos aplicaciones o dos sistemas se comuniquen entre sí y trabajen en conjunto a través de una serie de reglas predefinidas. En un mundo donde prima la agilidad, la seguridad y la escalabilidad, no debe subestimarse su importancia en la construcción de arquitecturas de aplicaciones modernas. Por este motivo, la mayoría de los desarrollos actuales están basados en APIs.

No hay duda de que son una herramienta de gran utilidad para las integraciones de microservicios y desarrollos de aplicaciones nativas en la nube. Sin embargo, su funcionalidad llega mucho más lejos, ya que también permiten compartir datos con clientes, desarrolladores y otros usuarios externos. Las APIs pueden representar un valor comercial único, ya que pueden suponer una nueva vía de ingresos y abrir líneas de negocio alternativas para las empresas.

Tipos de APIs

Si tenemos en cuenta que los microservicios dividen la funcionalidad de las aplicaciones en servicios más pequeños e independientes, la principal función de las APIs es definir cómo un servicio se comunica e interactúa con otro para cumplir una serie de funciones.

Las APIs simplifican la forma en que los desarrolladores integran nuevos elementos en una arquitectura existente y, en consecuencia, reducen el tiempo de comercialización. Asimismo, les permiten auto proveerse y reutilizar APIs existentes. En este sentido, los microservicios y las APIs son la base del desarrollo de software innovador.

¿Qué es API Management?

Los productos de API Management están cobrando cada vez más importancia en las arquitecturas de software modernas, en la medida que permiten incorporar nuevas funcionalidades y administrar todas las APIs desde un mismo lugar.

 

Cuando disponemos de muchas APIs y/o utilizamos numerosas APIs de otras empresas, es inevitable que surjan dudas en el seno de la organización. ¿Cómo podemos mejorar su diseño? ¿Cuál es la mejor manera de gestionar su documentación? ¿Quién está consumiendo nuestras APIs? ¿Cuánto tenemos que crecer para satisfacer la demanda de APIs? ¿Podemos garantizar la máxima seguridad? No son temas menores. Hablamos de publicación, diseño, documentación, analítica, escalabilidad y seguridad.

En este sentido, su rápido crecimiento ha traído consigo la necesidad de gestionarlas y administrarlas correctamente. No hacerlo puede traer problemas como poca visibilidad, dificultades para escalar y orquestar y graves brechas de seguridad. Y, en esta carrera de obstáculos, implantar una herramienta robusta de administración de APIs es el siguiente paso natural.

Las plataformas de administración de API ayudan a las organizaciones a centralizar su control y garantizar que cumplan con los estándares de alto rendimiento y seguridad requeridos a través de un entorno seguro y escalable. Estas plataformas funcionan como una capa que se sitúa por encima de las propias APIs y en la que se definen las especificaciones funcionales. Para cualquier empresa del mundo digital, tener una estrategia de gestión de interfaces puede maximizar las capacidades de los servicios actuales y tener una total visibilidad de las API que conectan sus aplicaciones.

A grandes rasgos, un API Management está formado por 3 componentes básicos:

  • El API Gateway habilita la interconexión entre los servicios y los usuarios, al mismo tiempo que actúa como protector, reforzando la seguridad y garantizando su escalabilidad y alta disponibilidad. En pocas palabras, determina qué servicios son necesarios para responder a una solicitud de API y los combina en una experiencia unificada para el usuario.
  • El API Manager, cuya responsabilidad es la de ofrecer a los proveedores capacidades de alta configuración de cada una de las APIs de manera que API Gateway sepa utilizarlas.
  • El API Portal es el componente visual que permite la configuración de todo el sistema de gestión, el testing de las APIs existentes y la creación y publicación de nuevas.

El reto de implantar, mantener y desarrollar una plataforma de API Management

La práctica efectiva de la gobernanza de API durante todo su ciclo de vida requiere una estrategia bien definida. Por todo esto, un proceso de implantación de API Management comporta un análisis muy extenso y una implantación desde cero. Sin una hoja de ruta clara que defina su diseño y su publicación, será difícil obtener el máximo valor comercial de las APIs.

Con un servicio de administración adecuado, las empresas pueden crear herramientas de integración que impulsen la innovación, permitan una comunicación fluida entre socios, escalen los procesos internos y, al mismo tiempo, reduzcan los costos generales. Todo ello, sin embargo, implica un complejo proceso de creación, implementación, publicación, protección y administración de API que debe contemplar:

  • Configuración de autenticación y autorización de usuarios
  • Análisis e informes precisos y personalizados
  • Identificación de errores de tráfico
  • Acceso para desarrolladores
  • Reutilización de APIs existentes
  • Gestión de la documentación
  • Automatización del monitoreo y de las alertas
  • Reportes de rendimiento y uso de la API
  • Opciones de monetización

Con este enfoque, es igual de importante llevar a cabo el mantenimiento y realizar desarrollos sobre las plataformas de API Management ya implementadas. Porque mejorar continuamente el programa de API es fundamental para su éxito.

Existen muchas opciones de plataformas de administración de APIs, aunque las más demandadas son Apigee, WSO2 y Axway. Sin embargo, para respaldar la estrategia de transformación digital, las organizaciones necesitan disponer de una plataforma en la que confiar, gestionada y configurada a medida de sus necesidades.

 

En SII Concatel tenemos una dilatada experiencia en orquestación de procesos, integración de aplicaciones empresariales y API Management. Creamos plataformas de integración escalables para que sus aplicaciones compartan y consuman datos. Consulta nuestros servicios de Integraciones para conocer todas las posibilidades.

Todo lo que necesitas saber sobre Kubernetes Management Platforms

La masiva adopción de Kubernetes no muestra signos de desaceleración. En los últimos años se ha consolidado como el principal estándar de mercado para la orquestación de contenedores. Administrarlos correctamente, sin embargo, es el nuevo reto de las organizaciones. Las Kubernetes Management Platforms son la mejor solución a este dilema.

 

Las empresas se ven forzadas a minimizar al máximo el time-to-market de sus aplicaciones y a garantizar su buen funcionamiento al mismo tiempo que se ven presionadas por reducir costos de desarrollo. La presión de los competidores está siempre al acecho, esperando el mínimo error, un único despiste… Se trata de una evolución forzada que ya está llevando a muchas empresas a dejar de lado las arquitecturas de aplicaciones monolíticas para adoptar el enfoque de microservicios mediante contenedores.

¿Qué es y que no es Kubernetes?

Para superar retos como la escalabilidad o el despliegue de aplicaciones, han aparecido en escena los contenedores y, como consecuencia, orquestadores tan populares como Kubernetes (K8s). Desarrollado inicialmente por Google y de carácter Open Source, se ha convertido en la principal solución para implementar, escalar y administrar aplicaciones en contenedores, tal como os contamos en nuestro último post.

¿Qué características explican su masiva adopción por parte de la empresas?

  • Orquestación de contenedores alojados en múltiples hosts.
  • Optimización del consumo de los recursos de hardware.
  • Automatización de las implementaciones y actualizaciones.
  • Posibilidad de escalar el número de instancias que se están ejecutando.
  • Compatibilidad con una amplia gama de cargas de trabajo, lenguajes de programación y marcos.
  • Mayor visibilidad gracias a la consulta de estado que permite identificar el estado de las implementaciones diferenciando entre completadas, en proceso y con fallos.
  • Altamente compatible con el entorno DevOps.

Pero no todo son ventajas cuando hablamos de Kubernetes. Su gran potencial solo sale a la luz si sabemos como manejarlos. Para el ojo inexperto, puede parecer que las funciones integradas en la propia plataforma Kubernetes son suficientes para simplificar la orquestación de contenedores. Nada más lejos de la realidad. Configurarlo, implementarlo y administrarlo correctamente puede ser un gran desafío. Sobre todo, cuando hablamos de entornos de producción que requieren funciones adicionales de seguridad, alta disponibilidad, recuperación de datos, back-ups y un mantenimiento exhaustivo. En este sentido, subestimar el grado de dedicación que requiere la configuración y la adaptación de la plataforma a las necesidades de la empresa puede ser un error fatal.

Muchas organizaciones se están dando cuenta de que no disponen de la experiencia interna necesaria para adoptar Kubernetes por su propia cuenta. Así es como están aflorando nuevas soluciones que permiten beneficiarse de sus ventajas sin invertir tal cantidad de recursos. Las Kubernetes Management Platforms son la mejor solución a este dilema.

Kubernetes Management Platforms: ¿Qué pueden hacer por mí?

Antes de sumergirnos en la propia definición del término, es importante recordar que un clúster de Kubernetes es un conjunto de nodos que ejecutan aplicaciones en contenedores. Estos contenedores empaquetan las aplicaciones con sus dependencias y todo lo necesario para funcionar, de manera que son más ligeras, portables y flexibles que las máquinas virtuales.

Los clústeres de Kubernetes están compuestos por un nodo maestro y al menos un nodo de trabajo. El primero es el origen de todas las asignaciones de tareas y el encargado de controlar el estado del clúster mientras que los de trabajo son los nodos que ejecutan las aplicaciones y las cargas de trabajo asignadas por el nodo maestro.

Por todo esto, administrar un único clúster de Kubernetes ya es una tarea compleja. Sin embargo, es habitual que quiénes usen Kubernetes a escala o en producción tengan múltiples clústeres relacionados con diversos procesos como el desarrollo, las pruebas y la producción, distribuidos en diferentes entornos. Y dado que los entornos de Kubernetes actuales deben administrarse a nivel del clúster individual, el costo de su gestión puede elevarse rápidamente, en función de la cantidad. Por eso, gestionarlos de manera eficaz es de vital importancia.

Las Kubernetes Management Platforms o plataformas de gestión de Kubernetes han sido diseñadas para tener un mayor control sobre la configuración de los clústeres y para simplificar su instalación, ejecución y gestión.

Si estás valorando diferentes opciones, deberás tener claras dos cuestiones principales: cuánta dedicación quieres destinar a la administración de los clústeres y en qué infraestructura se encuentran (Cloud y On-Premise). Aun así, hay algunas características indispensables que deberás tener en cuenta elijas la plataforma que elijas:

  • Disponibilidad para producción.
  • Alta disponibilidad, escalabilidad y autoreparación.
  • Automatizaciones como copias de seguridad o instalación de actualizaciones.
  • Capacidad de aprovechar la estrategia multinube, sin limitaciones de alojamiento.
  • Disponibilidad de medios para visualizar los datos sin procesar.
  • Incorporación de alertas y monitoreo inteligente para garantizar respuestas rápidas.
  • Posibilidad de ofrecer asistencia y capacitación 24×7.

El siguiente paso no es otro que encontrar la solución más adecuada que ofrezca la flexibilidad necesaria para adaptarse a un panorama de IT en constante cambio y evolución.

La plataforma Rancher

Rancher, que se define como un software de Enterprise Kubernetes Management, resuelve los desafíos operativos y de seguridad derivados de la gestión de múltiples clústeres de K8s a través de diferentes proveedores e infraestructuras. Se trata de una plataforma pensada por y para los equipos que adoptan contenedores. Asimismo, ofrece a los equipos de DevOps la oportunidad de ejecutar cargas de trabajos en contenedores.

Conocida como una de las principales opciones de plataformas de gestión a nivel empresarial, Rancher unifica los controles de clúster entre casi cualquier proveedor bajo un control de acceso y autenticación centralizado. En este sentido, reúne todas las funcionalidades antes descritas y consideradas indispensables para una óptima gestión de K8s. 

 

La Inteligencia Artificial llegará pisando fuerte al sector de los Seguros de la mano del Proyecto Oxilate, liderado por SII Concatel

La Inteligencia Artificial es una vez más la protagonista indiscutible de la Transformación Digital en muchos sectores, entre ellos el sector de los seguros.

 

SII Concatel se suma a la revolución de OXILATE: Inteligencia Colectiva, Knowledge Graphs y Machine Learning

El Proyecto Oxilate (Operational eXcellence by Integrating Learned information into AcTionable Expertise – ITEA 3) es un proyecto Europeo dedicado a I+D+i que busca crear un asistente inteligente que aportará a los agentes de seguros la capacidad de tomar decisiones estratégicas en tiempo real sobre el tipo de cliente al que tienen que atender, y los datos de la competencia.

 Por un lado, la Inteligencia Colectiva permitirá combinar el poder del capital humano con las capacidades de automatización de un software, a través de técnicas de transferencia de conocimiento, combinando Knowledge Graphs e Inteligencia Artificial. Así, juntos, humanos y bots, trabajan de forma cooperativa para afrontar los retos a los que se enfrenta el sector.

“Al combinar las habilidades de los empleados, las máquinas inteligentes y los recursos externos especializados, las aseguradoras pueden superar los déficits de talento, reducir los gastos generales y reforzar el rendimiento”.

 

SII Concatel, junto con otras empresas tecnológicas, trabaja para sacar adelante este proyecto, aportando su know-how en la automatización de procesos y la Inteligencia Artificial aplicada al negocio. Así, la función principal y el reto al que nos enfrentamos como compañía es conseguir proporcionar, a través de la investigación y el desarrollo, soluciones IT inteligentes y adaptables.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector de los seguros?

Hoy, las aseguradoras se enfrentan a un mercado donde los clientes disponen cada vez de más información y buscan optimizar su tiempo y su dinero. Buscan, además, una mayor rapidez en los trámites y reclamaciones, el aumento de la transparencia y el desarrollo de productos hechos a medida.

Unas demandas que, por otro lado, son cada vez más difíciles de afrontar con éxito, dado que hoy, más del 25% de la fuerza de trabajo del sector se está retirando, y con ellos el conocimiento y la experiencia adquiridas. Según The Bureau of Labor Statistics, menos de un tercio de las personas que trabajan en el sector seguros tiene menos de 35 años.

Para satisfacer estas nuevas necesidades, el sector ve a la tecnología como su principal aliada y el elemento que permitirá conseguir esos retos.  

Pese a que este sector ha sido uno de los más tardíos en abrirse paso en el mundo digital, no lo ha hecho tímidamente, sino que lo ha hecho dando paso al fenómeno Insurtech, un fenómeno que aplica, a través de la tecnología y la Inteligencia Artificial, mejoras en el modelo de negocio de las aseguradoras.