El 77% de las empresas españolas planean abordar su transformación digital a través de Metodologías Ágiles

La pandemia ha sido una prueba de fuego para todas aquellas organizaciones que todavía no habían adoptado los principios y formas de trabajar de la filosofía y metodología Agile. Las organizaciones con capacidad para afrontar imprevistos e innovar con rapidez son las que se han adaptado con mayor velocidad y eficacia a un mercado imprevisible y en constante cambio.

La Covid-19 ha acelerado la revolución digital de las empresas. Esta transformación, que en otra situación habría requerido una estudiada planificación, ha tenido que ser ágil para afrontar una situación sin precedentes.

La Covid-19 como acelerador digital

Las organizaciones se han visto obligadas a tomar decisiones rápidas para seguir creando valor, al mismo tiempo que innovaban e incorporaban nuevas tecnologías a marchas forzadas. Ahora estas empresas digitales han puesto la mirada en las Metodologías Ágiles, sabiendo que en ellas encontrarán resiliencia, colaboración y una mayor capacidad para alinear la empresa con todo lo que sucede en su entorno.

Esto explica que el 77% de las empresas que operan en España tengan previsto en su estrategia a corto-medio plazo llevar a cabo una transformación centrada en las Metodologías Ágiles. Son datos del último estudio elaborado por IDC y la consultora Kairós especializada en Business Agility, que, al otro lado de la balanza, sitúan a las organizaciones que ya han apostado por la Metodología Agile y que lo han hecho principalmente por dos motivos: mejorar la ejecución de la estrategia empresarial (33,8%) y la relación con sus clientes (24,6%).

El informe también arroja luz sobre el por qué en España la Transformación Agile sigue un ritmo menos frenético que en otros lugares. El 53,3% de las empresas que no han implantado Agile argumentan como motivo principal el desconocimiento, un porcentaje que, como ya hemos visto, se está reduciendo drásticamente movido por la pandemia.

Ventajas de Agile frente a otras metodologías

Las prácticas dinámicas permiten a las empresas responder rápidamente a los nuevos desafíos y oportunidades. En este sentido, las Metodologías Ágiles permiten a las organizaciones reconfigurar rápidamente sus estrategias, su estructura, sus procesos, las personas y la tecnología hacia oportunidades de creación de valor.

En términos generales, las organizaciones exitosas que gestionan sus proyectos con Metodologías Ágiles y en base a una filosofía Agile tienen ciertos rasgos distintivos: una cultura centrada en las personas, ciclos rápidos de aprendizaje y de toma de decisiones, y la tecnología como facilitadora. Así lo demuestra la elevada demanda de implantación que están experimentando herramientas ágiles como las de la Suite de Atlassian, que ya se ha convertido en paso estratégico del plan de Transformación de las futuras empresas ágiles.