El sector TIC alcanza las 25.065 empresas en España y la mayor parte de las funciones TIC que se realizan en el seno de las empresas españolas recae en proveedores externos. Son datos publicados por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la SI (ONTSI) en la edición 2019 del informe anual del sector.  

 

Como cada año, la ONTSI hace balance del sector de las TIC en España, prestando especial atención a las tecnologías emergentes y su penetración en el ámbito empresarial. Y como era de esperar, los últimos resultados confirman una tendencia que ya veníamos observando.

En línea con la dinámica de los últimos años, el número de empresas del sector ha incrementado hasta alcanzar las 25.065 empresas, cifra que supone un aumento del 3,5%. Por otro lado, la cifra de negocio también continua su crecimiento, ininterrumpido en los últimos cinco años, y factura hasta 95.054 millones de euros.

El crecimiento más intenso del último lustro le corresponde al número de personas a las que emplea el sector TIC, en concreto 423.541 (+8,3%). En contrapartida, la inversión representa el único indicador que ha experimentado un ligero descenso con respecto a los resultados de la última edición del informe, siendo la diferencia entre ambos de un -8,3%.

Asimismo, el ONTSI señala que las funciones TIC que se realizan en el seno de las empresas españolas recae principalmente en proveedores externos, contratados para realizar servicios de mantenimiento de infraestructuras TIC, seguridad y protección de datos, desarrollo de soluciones web, soporte de sistemas y software de gestión empresarial, entre muchas otras tareas.

El Big Data como llave maestra 

Machine Learning, IoT, monitorización y analítica. Los datos serán fundamentales para el desarrollo y crecimiento de todas aquellas organizaciones que deseen integrar nuevas tecnologías y ser competitivas a largo plazo. Según los últimos datos, actualmente un 11,2% del total de las empresas españolas aplica el Big Data en una o más áreas de negocio. A nivel territorial, las zonas donde su uso está más extendido se corresponden con la costa mediterránea (Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y parte de Andalucía).

El informe también señala que la principal fuente de información es la geolocalización (49,7%), seguida de cerca por las redes sociales y los blogs (44,2%). Además, en el 69% de los casos las empresas recurren a sus propios empleados para realizar dichas tareas y solo el 46,4% contrata proveedores externos. Aun así, se percibe un cambio de paradigma, ya que en relación con los datos anteriores la subcontratación ha aumentado.

La adopción del Cloud Computing ralentizada

La computación en la nube para uso empresarial es novedosa y consiste en conservar todos los archivos e información de la empresa en Internet, ahorrando espacio y reduciendo costes.

 

Según los últimos datos, el 22,9% de las empresas nacionales utiliza computación en la nube, lo que supone un ligero descenso respecto al anterior informe, cuando tenía una presencia del 24,6% en el mapa empresarial. De nuevo, Madrid y Cataluña son las comunidades más avanzadas en lo que a Cloud Computing se refiere.

La práctica más extendida para la adquisición de servicios de computación en la nube es a través de servidores compartidos, que representan un 71,6% frente al 46,8% que recurre a servidores exclusivos para su empresa. Además, entre los diversos tipos de Cloud Computing existentes en el mercado, el e-mail y el almacenamiento de ficheros son los preferidos por las empresas, en ambos casos con una presencia superior al 70%.

La seguridad y la privacidad no son una opción

El auge de la ciberdelincuencia en el ámbito empresarial se refleja en el informe en la medida que las organizaciones están tomando consciencia sobre la problemática y sobre las consecuencias que un ciberataque puede desencadenar en el seno del negocio. Cada vez más, las empresas se preocupan no solo de la seguridad y la protección de datos, sino también de tomar medidas para la concienciación de sus empleados.

En este sentido, el 87,3% de las empresas ya utilizan sistemas internos de seguridad, porcentaje que se mantiene de forma sostenida en el tiempo sin experimentar variaciones relevantes. En materia de seguridad y privacidad, los sistemas más recurrentes son la autenticación mediante contraseña segura (92,7%), el backup de datos externo (61,9%) y la identificación y autenticación mediante elementos de software (52,3%).

Robots y automatización

La robótica se abre camino en todo el mundo, no solo en España, como consecuencia de la sistematización de procesos. Entre los robots más comunes se encuentran los industriales, utilizados por el 75,5% de las empresas robotizadas; y los robots de servicio utilizados por el 38,1% de estas empresas, y principalmente enfocados a la vigilancia o a la limpieza.

El informe también pone la mirada en el futuro de las TIC en España y señala que las previsiones de crecimiento de cara al 2023 son del 2,3%, superando países de su entorno como Italia. Resultados esperanzadores para un sector que aspira a convertirse en piedra angular del panorama empresarial español.

Predicciones Forrester, una mirada al 2020
El 5G: presente y futuro de las comunicaciones