Revolución SAP S/4HANA: ¿Cómo desplegar el ERP inteligente?

En los próximos años, los expertos SAP se convertirán en los perfiles técnicos más demandados y es más que probable que tenga lugar un boom de proyectos de migración a S/4HANA. ¿Todavía no tenéis prevista una transformación a SAP S/4HANA en vuestra estrategia de crecimiento? Ha llegado la hora de poner las cartas sobre la mesa.

Sí, lo sabemos, hace un año SAP postergó el ya bautizado como “apagón de SAP” hasta 2027, período ampliable hasta 2030. Esto significa que la multinacional alemana dejará de dar soporte y de ofrecer actualizaciones a las versiones de SAP Business Suite 7, R/3 (Business All-in-One) y ECC. El objetivo: animar a todos sus clientes a dar el paso definitivo hacia SAP S/4HANA.

Dejando a un lado la fecha de fin de soporte, también es importante considerar los beneficios de S/4HANA a nivel de negocio. Por todo esto, hoy analizaremos el valor añadido de su última versión de ERP y hablaremos de los diferentes caminos que nos pueden llevar a S/4HANA.

¿Qué es SAP S/4HANA y por qué te interesa leer este post?

Como parte de la transformación digital y en línea con los grandes cambios que está planteado la compañía en los últimos años, SAP S/4HANA es la “nueva” arquitectura tecnológica basada en la plataforma in-memory SAP HANA, que utiliza la interfaz de usuario intuitiva de SAP Fiori.

Si partimos de la base de que cualquier innovación o avance en las prestaciones de este ERP supone una gran mejora para todas las empresas que se benefician de sus servicios, entenderemos porque SAP S/4HANA supone un paso más allá y ofrece un conjunto de beneficios adicionales:

  • Analítica predictiva e información en tiempo real para la toma ágil de decisiones estratégicas.
  • Alto rendimiento, seguridad y capacidad de integración.
  • Flexibilidad para implantar innovaciones en los procesos de negocio y para simplificarlos.
  • Capacidad para expandir la infraestructura IT en función de las cambiantes necesidades de negocio.
  • Movilidad ampliada con una experiencia multidispositivo sin fisuras.

Con respecto a sus antecesores, cabe destacar que esta solución combina ERP y Business Intelligence con el objetivo de manejar de forma óptima grandes cantidades de datos. La apuesta por SAP S/4HANA es una oportunidad real para situar los datos y el análisis en el centro de la toma de decisiones. El principal inconveniente, sin embargo, es que para los clientes existentes, desplegar este nuevo producto es mucho más que un simple upgrade de versión.
La elección del camino a seguir siempre depende de la situación individual de cada cliente. Entonces, ¿por dónde debemos empezar?

Roadmap hacia SAP S/4HANA

Los expertos lo tienen claro y nos recuerdan que migrar e implantar este software paquetizado de forma poco planificada puede traer consigo una serie de riesgos. Para asegurar el éxito del proyecto de migración, es indispensable analizar las posibles afectaciones y diseñar un proceso de implantación controlado.

Antes de ponernos manos a la obra es necesario que diseñemos una hoja de ruta con objetivos a corto, medio y largo plazo para tener la máxima visibilidad y garantizar la consecución de objetivos en tiempo y forma. Nuestra prioridad, pues, será reducir la resistencia al cambio para evitar cualquier impacto que ponga en riesgo la consecución de los objetivos definidos.

Este roadmap debe tener en cuenta la estrategia empresarial y las tendencias del sector para analizar en qué momento es mejor llevar a cabo la transformación, orientando las actuaciones para alcanzar los mejores resultados. Asimismo, será necesario un análisis de las opciones de arquitectura e infraestructura alineadas a dicho roadmap y una estimación del esfuerzo de migración.

Llegados a este punto, es importante destacar que hay diferentes maneras de abordar la transformación a S/4HANA. Ya sea a través de la migración de una solución SAP ERP existente o a través de una nueva iniciativa de implementación. En este sentido, existen 3 enfoques principales:

  • Greenfield: está pensado para nuevas implementaciones de clientes que todavía no tienen SAP y empiezan desde cero, o de clientes que deciden reimplantarlo para llevar a cabo el rediseño de sus procesos. En este caso concreto, hay cuatro opciones de despliegue: On Premise, On Cloud, híbrido y/o SAP HEC (HANA Enterprise Cloud).
  • Bluefield: este enfoque representa la alternativa entre la implantación y la migración. Es la mejor opción para aquellos clientes que ven en la transformación a S/4HANA una oportunidad para optimizar su estructura organizativa y de datos, conservando parte de los desarrollos y de la personalización de su modelo SAP.
  • Brownfield: consiste en la migración a S/4HANA de un sistema SAP preexistente. Esto significa necesariamente que el cliente también deberá realizar la migración previa de la base de datos actual a la base de datos SAP HANA si todavía no trabaja con esta plataforma in-memory. Este enfoque es el más adecuado para aquellos que no quieren perder sus datos históricos y que apuestan por una transformación rápida y una progresiva adopción de las innovaciones de S/4HANA a un ritmo menos frenético.

Finalmente, si realmente queremos aprovechar todas las ventajas que nos ofrece S/4HANA, tendremos que tomarnos muy enserio la gestión del cambio y la transmisión de conocimiento. Porque toda transformación tecnológica comporta cambios en la ejecución de los procesos y en la utilización de los sistemas de información, impactando tanto en el negocio como en las personas.

Para que nuestros equipos sean productivos desde el principio, deberemos acordar una gestión del cambio adecuada, controlada y planificada que involucre a los implicados, incluso mediante la realización de acciones formativas.

¿Todavía tienes dudas sobre SAP S/4HANA? ¿Necesitas una consulta personalizada? Descubre nuestros servicios SAP o contacta con nosotros para cualquier duda. Nuestro equipo estará encantado de atenderte.