Skip to Content

¿Cómo proteger a empleados y empresas frente al COVID-19?

El COVID-19 ha afectado a todos los actores sociales, también al sector empresarial, que se enfrenta ahora a una situación de riesgo sin precedentes. De esta situación deriva la necesidad de un cambio drástico y rápido de nuestros sistemas, procesos y formas de trabajar. Hoy más que nunca, es indispensable garantizar la seguridad de empleados y clientes, y cumplir con la estricta normativa para asegurar la continuidad del negocio.

 

Ahora es el momento decisivo: no pongas en riesgo tu negocio

Nos encontramos en un punto de inflexión donde las decisiones estratégicas y la capacidad de adaptación de las empresas serán claves para garantizar su supervivencia y continuidad.

¿Estamos poniendo en riesgo la salud de nuestros empleados y clientes?

¿Podemos demostrar que nuestras medidas de protección son adecuadas?

¿Somos capaces de gestionar las aglomeraciones? ¿Y de garantizar la distancia de seguridad en todo momento?

¿Tenemos el control absoluto sobre el acceso a nuestras instalaciones?

¿Cumplimos estrictamente la normativa vigente y los planes de prevención?

CovidONE te lo pone fácil. Para tu empresa, riesgo cero

CovidONE es la solución integral de SII Concatel que permite garantizar el cumplimiento de la normativa vigente relativa al Covid-19 y asegurar la protección de los empleados, de los clientes y de la propia empresa.

Se trata de una solución de bajo coste y fácil implantación que se integra con los sistemas actuales y aporta trazabilidad a todos los movimientos a través de procesos automatizados. Es intuitiva, usable y escalable y ofrece módulos específicos para la gestión de las medidas extraordinarias asociadas al COVID-19. CovidONE es una solución totalmente personalizable que se adapta a cualquier tipo de empresa mediante modelos flexibles.

Ahora la prioridad es adaptarse rápidamente

La solución cubre las necesidades de todos los agentes involucrados, desde el administrador de la empresa hasta el gestor, el técnico y el empleado. Cada usuario dispone de su propio entorno de gestión accesible desde cualquier dispositivo, ya sea desde el ordenador, la tablet o el smartphone.

Con CovidONE es posible convertir el entorno de trabajo en un lugar seguro donde relacionarse no suponga un riesgo para la salud.

 

Distancia de seguridad

CovidONE permite habilitar la reserva de espacios de la empresa y genera notificaciones que avisan cuando estos han sido liberados y pueden ser solicitados por otros usuarios. De este modo, es mucho más sencillo controlar la densidad de empleados presentes en las instalaciones y garantizar el mantenimiento de las distancias de seguridad. Concretamente, el módulo de booking da soporte a la gestión del distanciamiento social habilitando las siguientes funcionalidades:

  • Reserva del puesto de trabajo.
  • Reserva de salas de reuniones.
  • Reserva de espacios comunes como comedores y salas de vending.
  • Programación de turnos y horarios.
  • Mapa ocupacional de las oficinas en tiempo real.
  • Solicitud de equipos de teletrabajo.

Gracias a esta solución, es posible conocer el estado de los espacios corporativos y sacarles el máximo partido, cumpliendo siempre con las medidas de protección y facilitando la trazabilidad de posibles afectados en caso de contagio.

Medidas higiénicas y sanitarias

CovidONE monitoriza el estado de salud de todos los empleados, integrándose con el módulo de reserva de espacios, y realiza previsiones sobre el número de usuarios presentes en las instalaciones. Así, la empresa puede optimizar los recursos centrando las tareas de desinfección en los espacios más utilizados y garantizando el suministro de EPIs.

  • Control del estado de salud: permite realizar controles sanitarios y encuestas de forma diaria, establecer indicadores de alarma y activar avisos si la temperatura corporal de un empleado supera los 37 grados. Al monitorizar su estado de salud es posible generar informes personalizados y realizar el análisis de los resultados para ser proactivos y detectar cuanto antes cualquier desviación de los indicadores de bienestar que pueda suponer un riesgo.
  • Gestión de EPIs: permite tener control de la disponibilidad del material higiénico y de prevención como guantes, geles desinfectantes o mascarillas, y diseñar el proceso de reposición, distribución y compra ajustándolo a las necesidades de la empresa.
  • Limpieza de espacios: realizar la planificación y el seguimiento de las tareas de desinfección y saneamiento para garantizar el cumplimiento del protocolo establecido de limpieza recurrente. Incidencias y peticiones de servicio, asignación de tareas, avisos sobre liberación de espacios, reposición del material de limpieza… Todos los procesos se automatizan y se registran para que la seguridad del empleado sea una constante con espacios de trabajo más seguros.

Medidas de seguridad

Nuestra solución integral no deja de lado el control de presencia y acceso al centro de trabajo, que debe realizarse mediante la supervisión y el análisis exhaustivo de las entradas y salidas tanto de empleados como de terceros. Por este motivo, CovidONE se integra con cámaras termográficas y otros sistemas de control de acceso para garantizar que ninguna persona que presente síntomas acceda a las instalaciones.

  • Control de acceso: permite organizar el acceso al centro de trabajo, así como habilitar mecanismos de control en las entradas incorporando sistemas de medición de la temperatura corporal que ofrecen resultados al momento.
  • Control de visitas y clientes: a través de este módulo es posible gestionar el acceso a las instalaciones mediante un sistema de autorización mediante cita previa. De este modo, la empresa puede evitar aglomeraciones y garantizar las medidas de distanciamiento social, reduciendo al mínimo el riesgo.
  • Solicitud de permisos: permite gestionar de forma ágil la solicitud de permisos de acceso y desplazamiento gracias a la automatización de los procesos de aprobación y envío de la documentación pertinente. 

Información en tiempo real

Gracias a los datos recabados, es posible realizar el seguimiento en tiempo real de los servicios gestionados por CovidONE. Para ello, pone a disposición del gestor un cuadro de mando único e informes personalizados que ofrecen una mayor visibilidad y dan soporte a la toma de decisiones estratégicas.

Para el empleado se habilita una solución móvil a través de un módulo específico de comunicaciones. CovidONE hace la comunicación empleado-empresa más cercana y mantiene al día a todos los usuarios a través de su smartphone, informándoles sobre las nuevas medidas extraordinarias aprobadas por la empresa o sobre cualquier otra decisión que  les afecte.

Los 5 beneficios principales de CovidONE

  • Eficacia: Incrementar la efectividad en el control y la monitorización del estado de salud del empleado para velar por su bienestar y el de todas las personas que accedan a las instalaciones. 
  • Compromiso: Cumplir con los planes de prevención definidos tanto por la organización como por las administraciones, fortaleciendo las medidas de seguridad y prevención con una gestión inteligente. 
  • Proactividad: Aumentar la capacidad de reacción de la empresa ante una situación de contagio, identificando riesgos y realizando la trazabilidad de posibles afectados siempre que sea necesario.   
  • Flexibilidad: Utilizar los datos obtenidos para mejorar la toma de decisiones estratégicas y garantizar las medidas excepcionales asociadas al COVID-19 y la adaptación del negocio a las cambiantes necesidades de la empresa.
  • Confianza: Fortalecer la relación empleado-empresa mediante un canal de comunicación directo y de fácil uso y mejorar su confianza en la seguridad del centro de trabajo.

¿Quieres saber más sobre CovidONE?

Teletrabajo: consejos prácticos para las empresas

En muchas empresas la oficina ha trascendido los límites de la compañía y el teletrabajo se ha impuesto como respuesta generalizada a la crisis de salud pública que vivimos en todo el mundo. Convertir el trabajo en remoto en una nueva oportunidad para seguir siendo productivos está en nuestras manos y la clave del éxito se encuentra en una correcta gestión del puesto de trabajo, la infraestructura y los empleados.

 

Los últimos acontecimientos relacionados con la emergencia sanitaria han sacado a colación la necesidad de activar los sistemas de teletrabajo. La celeridad con la que todo ha sucedido ha dado lugar a una rápida respuesta del sector empresarial. Para velar por la salud de sus empleados al mismo tiempo que garantizaban la continuidad de la actividad de negocio, las organizaciones han tenido que ofrecer alternativas y nuevas formas de trabajo a distancia.

Para abordar con éxito un proyecto de teletrabajo productivo y seguro, el primer paso de toda empresa debe ser tener en cuenta que la gestión de la tecnología, los cambios en la forma de trabajar y la capacitación de los empleados son retos profundamente relacionados.

Tecnología más allá de la oficina

En el punto de partida de una política de teletrabajo exitosa se encuentran los propios departamentos de IT de las empresas, responsables de garantizar el buen rendimiento de la tecnología y el acceso de todos los usuarios a las herramientas necesarias para el normal desempeño de sus funciones.

Se trata de extender la capacidad de conexión, almacenamiento y seguridad del lugar de trabajo habitual a cualquier otro lugar. Esto es permitir el acceso del usuario a los recursos de la compañía (correo corporativo, documentos, aplicaciones, ficheros, intranet, etc.), capacitándolo para ser productivo donde sea y cuando sea.

El mejor entorno de trabajo en remoto es aquel que en poco se diferencia a la oficina en lo que a prestaciones se refiere. Por este motivo, cualquier empresa debe ser capaz de gestionar a distancia los dispositivos corporativos y garantizar la resolución de incidencias en las mismas condiciones de calidad y agilidad. Para lograrlo, es esencial disponer de técnicos cualificados que puedan atender incidencias y prestaciones en remoto y que eviten que la productividad de los empleados se vea mermada ante cualquier imprevisto.

Salvar las distancias con una colaboración ampliada

Familiarizarse con las herramientas corporativas y de trabajo colaborativo hará las distancias más llevaderas. Porque en tiempos de teletrabajo, fomentar la comunicación entre empleados es vital. Desde soluciones tecnológicas de mensajería instantánea y videollamada hasta entornos colaborativos. Trabajar en abierto, compartir y estar al día de todo es posible con Microsoft Teams, Zoom, GoToMeeting o Confluence, por ejemplo.

Tener un liderazgo flexible y establecer puntos de encuentro entre personas es otra de las buenas prácticas para el trabajo fuera de la oficina. Cuando no se interactúa cara a cara, los empleados deben realizar un sobresfuerzo comunicativo: ser proactivos y hablar diariamente con el resto de los miembros del equipo.

Sobre todo, en lo que a gestión de proyectos se refiere, es necesario agendar videollamadas diarias para sincronizar las tareas y realizar el seguimiento de su evolución. En estos casos, también es recomendable preparar de antemano los temas a abordar, así como establecer una duración máxima de la reunión con el objetivo de optimizar tanto nuestro tiempo como el de nuestros compañeros. El tiempo es oro cuando hablamos de productividad y eficiencia.

¿Cómo abordar la seguridad y la protección de datos?

Si para toda empresa la seguridad es importante, en el caso del teletrabajo se torna fundamental. Fuera de la protección de la oficina, cualquier error puede poner en riesgo información sensible de la compañía. De manera que, el teletrabajo no puede convertirse en una excusa para desatender las normas de seguridad que se llevan a cabo en el puesto de trabajo habitual. Las normas también son vigentes en casa y todos los empleados deben extremar la precaución.

Una red y un equipo seguros son el tándem perfecto para evitar ciberataques y filtraciones de datos. El uso de escritorios remotos y de redes VPN son algunas de las prácticas más extendidas, ya que su implantación equivale a construir un túnel privado entre el dispositivo y el sistema donde el tráfico que se genera mantiene la confidencialidad de la información.
Pero para establecer una base sólida y segura, el esfuerzo debe ir de la mano de la concienciación de toda la plantilla. Cualquier organización debería poner el foco en la formación en ciberseguridad de sus empleados y en el correcto uso de sus equipos y sistemas.

  • Utilizar siempre equipos de la empresa, nunca ordenadores domésticos. Las políticas de seguridad son estrictas en las organizaciones y, en consecuencia, los dispositivos están más preparados con sistemas operativos actualizados y con todas las medidas de seguridad incorporadas.
  • Proteger el acceso a la información mediante la configuración de contraseñas robustas. Puede parecer de lo más básico, pero nunca está de más insistir puesto que las claves simples y cortas son la principal amenaza a la ciberseguridad de las compañías.
  • Evitar la conexión a redes públicas y, en su lugar, usar redes wifi seguras cifradas con contraseña. Ante cualquier duda, siempre es recomendable consultar un experto.
  • Prestar especial atención a los enlaces sospechosos y a las páginas fraudulentas. Las organizaciones expertas en ciberseguridad están reportando un incremento de las campañas de phishing nunca visto hasta el momento. El termino se refiere al tipo de estafa cibernética que se comete suplantando la identidad del remitente y que contiene un enlace o un archivo malicioso. Desconfiar de los mensajes que pidan credenciales privadas y verificar la identidad del remitente es la mejor forma de combatirlos.

A medida que los equipos se vuelven más distribuidos físicamente, las empresas deben reformular la cultura de trabajo, el liderazgo y la tecnología, estableciendo puntos de encuentro entre personas. Pero para teletrabajar siendo productivos también hacen falta habilidades relacionadas con el compromiso, la capacidad de organización y el sentido de la responsabilidad tanto de la empresa como de sus empleados.

Workplace as a Service: La transformación digital del puesto de trabajo

El concepto de Workplace-as-a-Service (WaaS) está ganando terreno en la medida que las organizaciones están descubriendo los numerosos beneficios que comporta la Gestión del Puesto de Trabajo.

Es un hecho que la delegación de competencias tecnológicas permite a las organizaciones mejorar su rendimiento al centrar sus esfuerzos en las actividades propias de su core business. Las empresas aumentan la productividad de sus empleados, al mismo tiempo que apuestan por la transformación digital del negocio.

En este sentido, WaaS es un avance del concepto de Software-as-a-Service (SaaS). Pensada para dar respuesta a las necesidades de transformación digital en el campo de Gestión del Puesto de Trabajo, una solución WaaS garantiza la gestión integral, la calidad de los servicios y el control de costes. De manera que, hardware, software, licencias, servicios, financiamiento y soporte se integran en una única solución innovadora.

¿Cómo funciona?

Antes de la puesta en marcha del servicio, un equipo de consultores especializados realiza un análisis estratégico, tecnológico y funcional del entorno de trabajo del cliente. La propuesta de transformación resultante de esta fase viene motivada por distintos dinamizadores de cambio.

La etapa de transformación se basa en el análisis detallado de la situación tecnológica de partida y en la definición de los objetivos. Se realiza una planificación detallada y, posteriormente, tiene lugar el proceso de implantación y de soporte para la gestión del cambio. Asimismo, en esta fase también se definen los indicadores de evaluación y seguimiento.

A continuación, los elementos modificados pasan automáticamente a ser gestionados por el equipo de servicios, organizado en diferentes subáreas.

En primer lugar, y en estrecha colaboración con el equipo de transformación, se encuentra el área de provisión. Como su propio nombre indica, se encarga de proveer al cliente y a las demás áreas, de todos aquellos elementos físicos que serán necesarios para el éxito de las transformaciones y su posterior gestión.

Los equipos de plataformas y sistemas, en cambio, son las responsables de la gestión, mantenimiento y mejora de los sistemas operativos y de los sistemas de comunicación, respectivamente. Igual de importantes son los equipos de soporte, responsables de la atención y resolución de incidencias y peticiones tanto por conexión remota como de forma presencial.

El Front End es el Centro de Atención a Usuarios (CAU). A grandes rasgos, un CAU representa el portal de servicio a través del cual la empresa gestiona sus incidencias y prestaciones. Es decir, se encarga de la recepción, reasignación a otros grupos, seguimiento y cierre de las incidencias del cliente.

¿Cuáles son sus ventajas?

·  Ahorro en hardware y licencias: Incluye la gestión integral de portátiles, teléfonos inteligentes, tabletas, monitores y todo tipo de hardware, lo que permite a los clientes ahorrar en sus compras y licenciamientos.

·  Software en la nube: La mayor parte de la potencia informática y sus aplicaciones se pueden recuperar a través de la nube. Esto crea un alto nivel de flexibilidad, seguridad de datos, confiabilidad y máxima transparencia con respecto a los costes generales para los usuarios y las empresas.

·  Usuario en el centro: Dota al usuario final de nuevas herramientas que facilitan la autogestión de tickets, consultas y peticiones. Además, se trata de un modelo personalizado de atención al empleado. Permite el acceso a aplicaciones y datos de la oficina desde cualquier lugar y en cualquier momento, independientemente de la geografía y sin importar el dispositivo elegido.

·  Implementación flexible, rápida y eficiente: Favorece la estructuración sencilla de los servicios, habilitando una rápida implantación y adaptación a las cambiantes necesidades del negocio.

·  Gestión proactiva e integral: El modelo WaaS cubre la gestión de extremo a extremo, incluyendo infraestructuras, dispositivos, aplicativos y comunicaciones. Su deber es asegurar el buen funcionamiento del puesto de trabajo y la mayor eficiencia en la gestión de los procesos de negocio. Gracias a un modelo ágil de aprovisionamiento, garantiza el cumplimiento de los niveles de servicio y asegura el mínimo impacto al usuario final, incluso anticipándose a posibles incidencias.

·  Transparencia y control: Permite el seguimiento y el control del servicio en tiempo real, gracias al cuadro de mando. Dicha herramienta da acceso a información intuitiva y detallada de los principales indicadores que proporcionan soporte en la toma de decisiones de los clientes.

·  Gestión del cambio y evolución: Se llevan a cabo procesos de mejora continuada con el objetivo de incrementar la calidad del servicio, incorporando innovaciones tecnológicas que pueden suponer avances cuantitativos en los servicios prestados.

Instalaciones más eficientes, empleados más motivados

La transformación tecnológica ha llegado a todos los sectores empresariales, y la gestión del puesto de trabajo no es una excepción. De un tiempo a esta parte, los facility managers se encargan no tan solo de gestionar las instalaciones, sino también de administrar la experiencia de usuario de los trabajadores que las utilizan. Repasamos las últimas tendencias en el sector.

La importancia de la “experiencia del empleado”

GPT2Hablamos de experiencia del empleado en cuanto a la suma de todas las interacciones que un empleado tiene con su empleador. Abarca la satisfacción y el compromiso de los empleados con el negocio, convirtiéndose estos en los indicadores más importantes para medir la felicidad de los empleados.

El lugar de trabajo es una representación tangible de la cultura de la empresa. Ahí reside la importancia del Facility Management en cuanto a experiencia de empleado, que está influenciada principalmente por el entorno físico en el que trabaja. Dado que el administrador de las instalaciones supervisa casi todos los aspectos del lugar de trabajo, es el que tiene potencialmente el mayor impacto en cómo se siente un empleado acerca de la empresa.

Un estudio conducido por Steelcase en 2016 sobre 12.000 empleados de 17 países diferentes reveló que existe una correlación directa entre la satisfacción del empleado con las instalaciones dónde trabajo y el nivel de compromiso, reafirmando así la importancia de llevar a cabo buenas prácticas en cuanto a gestión del puesto de trabajo y facility management.

¿Qué deben hacer los Facility Managers?

De este modo, los Facility Managers deben tener en cuenta las métricas de administración de instalaciones de puesto de trabajo, para ofrecer instalaciones óptimas y eficientes a los empleados. En cuanto a métricas, nos referimos a:

  • Costes inmobiliarios:

Los costes inmobiliarios son uno de los mayores gastos a los que los empresarios deben enfrentarse. Para reducir los gastos de bienes inmuebles, un buen facility manager debe tener una idea del total de metros cuadrados de los espacios en propiedad y de los arrendados por la empresa, los términos del contrato de arrendamiento, el costo por m2 y el valor de cada espacio.

  • Utilización del espacio:

Es especialmente importante que los facility managers controlen la utilización del espacio. Hablamos de realizar la evaluación de la capacidad del espacio, la tasa de vacantes, el costo del espacio por empleado y los costos anuales totales de las instalaciones, entre otros datos.

  • Calidad espacial:

La calidad del espacio tiene una relación directa con la satisfacción de los empleados y repercute en el buen ambiente laboral. Por ello, contar con un espacio de calidad es primordial para gestionar las instalaciones de manera óptima. El 82% de los profesionales cree que la innovación comienza con el lugar de trabajo, según la encuesta de 2017 de Capital One Work Environment. Sin embargo, más de la mitad describen su lugar de trabajo como “poco inspirador”. Para conseguir un buen espacio de trabajo es necesario contar con una iluminación óptima, buena acústica, una combinación de espacios silenciosos y de colaboración y la tecnología y las comodidades que los empleados esperan.

¿Cómo conseguir una óptima gestión del puesto de trabajo?

GPT1Existen herramientas especialmente diseñadas para la gestión del puesto de trabajo, que ofreciendo una gestión integral de las infraestructuras y los servicios, garantizan la máxima satisfacción del usuario. Hablamos de los IWMS (Integrated workplace management system). 

Un sistema integrado de gestión del lugar de trabajo (IWMS, por sus siglas en inglés) es una plataforma de software que ayuda a las organizaciones a optimizar el uso de los recursos del lugar de trabajo, incluida la administración de bienes, infraestructura y activos de las instalaciones. IWMS integra cinco áreas funcionales básicas dentro de una empresa:

  • Gestión Inmobiliaria

Hablamos de actividades como la compra o el arrendamiento, la gestión financiera y la disposición, todo ello de activos inmobiliarios. La mayoría de IWMS incluyen servicios de administración de bienes, planificación estratégica, gestión de transacciones, análisis de solicitudes de propuestas, etc.

  • Gestión de proyectos de capital

Esta área incluye actividades asociadas con el diseño y desarrollo de nuevas instalaciones y la remodelación o mejora de las instalaciones existentes, incluida su reconfiguración y expansión. Las características comunes de IWMS incluyen la planificación de capital, diseño, financiamiento, licitación, adquisiciones, administración de costos y recursos, documentación de proyectos y administración de planos, programación y análisis de rutas críticas.

  • Gestión de las instalaciones

Nos referimos a las actividades relacionadas con la operación y la utilización optimizada de las instalaciones. Las características comunes de IWMS ofrecen: la planificación estratégica de las instalaciones (incluido el modelado y análisis de escenarios), la integración de CAD y BIM, la gestión del espacio, la gestión del servicio del sitio y de los empleados, la programación de recursos y la gestión de movimientos.

  • Manejo de mantenimiento

Esta área cubre las actividades relacionadas con el mantenimiento correctivo y preventivo y la operación de instalaciones y activos.  Los software IWMS admiten la administración de activos, solicitudes de trabajo, mantenimiento preventivo, administración de órdenes de trabajo, seguimiento de garantías, administración de inventario, administración de proveedores y evaluación de las condiciones de las instalaciones.

  • Sostenibilidad y gestión energética.

Esta área abarca las actividades relacionadas con la medición y reducción del consumo de recursos (incluida la energía y el agua) y la producción de desechos (incluidas las emisiones de gases de efecto invernadero) dentro de las instalaciones.  Las características comunes de IWMS incluyen la integración con los sistemas de gestión de edificios (BMS), los indicadores de rendimiento de la sostenibilidad, la evaluación comparativa de la energía, etc.

Dentro de las IWMS destaca ServiceONE, la única herramienta de Facility Management que se nutre del Internet de las Cosas (IoT) aplicado a los edificios, y la inteligencia artificial de IBM Watson para ofrecer respuestas a las incidencias y las peticiones de los empleados. Esta herramienta es capaz de:

  • Gestionar espacios, gracias a su integración con BIM, CAD y DIS
  • Gestionar activos, llevando a cabo un mantenimiento Legal, Preventivo y Conductivo
  • Gestionar incidencias y peticiones de servicio, con su sistema de ticketing integrado con Virtual Agent de IBM Watson
  • SEE. Sostenibilidad y eficiencia energética.
  • Gestionar acuerdos a nivel de servicio, SLA (Cliente) OLA (Proveedor)
  • Gestionar los proyectos y gestión del cambio

Construir un lugar de trabajo moderno y centrado en los empleados es crucial para conseguir el mejor entorno laboral, y lograr tener unos empleados cada vez más motivados y orgullosos de su empresa.