Cada vez es más difícil encontrar un ámbito de nuestro día a día exento del uso de aplicaciones. Desde el control del hogar hasta pedir un taxi, pasando por cuidar la salud o agilizar los procesos internos de una empresa, son por todos conocidas las posibilidades que ofrecen las apps móviles en nuestra vida cotidiana.

 

Más allá del protagonismo que ha adquirido en los últimos años la seguridad como debate recurrente entre desarrolladores y expertos, están aflorando nuevas e interesantes tendencias que buscan saciar las cambiantes necesidades de los usuarios. Así, la innovación continua también es sinónimo de oportunidad para los desarrolladores que ven en las nuevas tecnologías el futuro de su profesión.

Desde la aparición de las primeras versiones, hemos sido testigos de la proliferación de las aplicaciones móviles, en gran parte debido a la popularidad de los smartphones. Con el paso del tiempo las necesidades de los usuarios van cambiando y, con ellos, las aplicaciones para dispositivos móviles. A continuación, presentamos 6 tendencias de desarrollo de aplicaciones móviles que tendrán un despegue definitivo en 2020 y más allá.

El IoT y los wearables

Microsoft y Apple jugaron un papel importante al lanzar Microsoft Hololens y Apple Watch, respectivamente. Los wearables mejoran la relación entre humanos y máquinas, y la comunicación entre aplicaciones móviles a otros dispositivos.

Para hacernos una idea de la dimensión del fenómeno, un dato: según las predicciones de Gartner, se espera que la cantidad de dispositivos conectados supere los 26 mil millones en 2020. De este modo, podemos afirmar con certeza que los wearables influirán en la futura generación de aplicaciones móviles, en la medida que cada solución IoT necesitará una aplicación dedicada a su manejo por parte del usuario.

AR y VR

En los últimos años la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual han revolucionado la industria del desarrollo de apps. Hasta ahora las industrias que más se han visto transformadas por esta tendencia son el entretenimiento, los juegos y las redes sociales. Pero se espera que jueguen un papel esencial en el futuro de sectores como la sanidad, la inmobiliaria o la venta al por menor.

Organizaciones líderes como Google y Apple ya han lanzado sus propios kits AR (AR Core y AR Kit, respectivamente) para ayudar con el desarrollo de aplicaciones Android y el desarrollo de aplicaciones iOS.

Concretamente, en el dominio de la realidad virtual, las últimas noticias están vinculadas con v-commerce. Con esta asociación, existe la posibilidad de sacudir toda la industria del comercio electrónico. Y, en este sentido, es reveladora la estimación de Gartner según la cual, en 2020, 100 millones de consumidores comprarán a través de realidad aumentada en línea y en la misma tienda.

Con una variedad tan amplia de usos, el éxito de AR y VR está más que asegurado, solo falta que empresas de todo el mundo se den cuenta del vasto potencial de estas tecnologías y decidan invertir en ellas.

Aplicaciones instantáneas

Si bien nacieron en 2016, las aplicaciones instantáneas se mantienen entre las principales tendencias de desarrollo para este año 2020. Se trata de aplicaciones locales que el usuario no necesita instalar ni descargar. Son más pequeñas de tamaño que las apps normales, y proporcionan las funcionalidades básicas de un sitio web.

Hasta el momento, tiempos de carga más rápidos y una excelente experiencia de usuario se han convertido en la base del éxito de este tipo de apps. ¿Y por qué dejar de explorar un universo que ya ha demostrado sus grandes virtudes?

Aplicaciones on-demand

A pesar de ser un clásico, las aplicaciones bajo demanda nunca pasan de moda. Parte de su éxito se basa en su capacidad por hacer crecer los negocios, ofreciéndoles la oportunidad de brindar una experiencia personalizada a sus clientes que pueden solicitar sus servicios a conveniencia.

Como usuarios queremos ser atendidos lo más rápido posible y las apps on-demand nacen para dar respuesta a esta necesidad humana del siglo XXI. De ahí, aplicaciones al estilo Uber y Just Eat que hacen de intermediarias entre el usuario y el proveedor de servicios. Las aplicaciones bajo demanda son una tendencia imparable y solo podemos esperar que en 2020 nos sorprendan todavía más.

Inteligencia Artificial

Es un hecho, la IA dará forma a las futuras tendencias de aplicaciones móviles. Enviar mensajes, leer o incluso buscar información… cada vez más tareas son asumidas por las aplicaciones de IA. Es una tendencia que se mantendrá y que incluso aumentará mediante el lanzamiento de apps de asistencia personal y chatbots, alcanzando los 67 billones de euros para 2022, aegún la Corporación Internacional de Datos.

Una subcategoría de IA llamada Machine Learning aplicada a las apps móviles es otra tendencia del futuro. Un ejemplo de esto incluye Netflix que aplica algoritmos que modifican la respuesta del usuario para ofrecer contenido personalizado.

Cada vez es más estrecha la relación entre las apps móviles y las empresas

Optimizar procesos de negocio, mejorar la productividad y lograr un mayor retorno de la inversión son sólo algunos de los beneficios que las aplicaciones corporativas pueden ofrecer.

 

La movilidad de las empresas ha aumentado exponencialmente en los últimos años. En este contexto, la tendencia y el uso de aplicaciones móviles corporativas está emergiendo como la mejor forma de asegurar la comunicación entre los miembros de un equipo que trabaja a distancia diaria o periódicamente.

Así, el objetivo de las aplicaciones móviles empresariales es ayudar a las empresas a gestionar sus flujos de trabajo. Este tipo de apps suelen estar pensadas para aumentar la productividad de los trabajadores, aprovechar los datos recabados y ayudar a optimizar la eficiencia de los procesos empresariales. Asimismo, están diseñadas para integrarse con otras aplicaciones utilizadas por la organización.

Además, no debemos olvidar que las empresas que demuestran un buen nivel de cultura digital se consideran más atractivas para los potenciales empleados. Cuantas más facilidades ofrece una organización, más llama la atención a los nuevos perfiles de empleados.

Instaurar una Cultura Digital, el nuevo reto de las empresas
Enterprise Service Manager, la solución para la gestión de servicios empresariales